top of page

INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL: 60 DATOS QUE DEBES CONOCER PARTE 1



Toda persona tiene derecho al bienestar sexual, a tener sus relaciones, a la integridad y seguridad de su cuerpo. Todas queremos que el sexo sea divertido, pero también seguro, no sólo en cuestion de bichos que causan enfermedades sino en igualdad y equidad de género, en seguridad, en poder decir “NO” y en que no haya violencia ni discriminación. El sexo es parte de la salud, la diversión, la sociedad, la cultura, la biología e incluso de nuestra identidad. Por todo esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó el Día Mundial de la Salud Sexual, celebrado el 4 de septiembre para conmemorar esta actividad y lo que engloba. Para celebrar este día, veamos 60 datos rápidos e interesantes sobre las infecciones de transmisión sexual.


  • VIH y SIDA no son lo mismo. El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana, el microorganismo que infecta al cuerpo. Por otro lado, el SIDA es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, el último estadio de una infección con VIH. Este síndrome ocurre cuando los linfocitos, una de las células que protegen al cuerpo, caen a niveles muy bajos, menos de 200 linfocitos por milímetro cúbico.

  • El VIH es un virus bastante inteligente, ya que ataca a las células del sistema inmune, las únicas capaces de derrotarlo. Existen varias células inmunes, como los neutrófilos, eosinófilos, macrófagos, basófilos, linfocitos B, linfocitos T CD8 y linfocitos T CD4. El VIH usa a los linfocitos T CD4 para reproducirse y en el camino los hacen reventar. Los linfocitos T CD4 son de los más importantes porque son los generales del cuerpo y los que le dicen a las demás células inmunes qué hacer.

  • El VIH es de los pocos microorganismos que pueden causar cáncer. Los linfocitos T CD8 son los leucocitos que eliminan a las células que se salen de control. Sin sus generales, los linfocitos T CD4, no pueden hacer bien su trabajo. El VIH está asociado a un cáncer conocido como sarcoma de Kaposi (Tipo de cáncer en el que aparecen lesiones (áreas anormales) en la piel, los ganglios linfáticos, el revestimiento de la boca, la nariz y la garganta, y otros tejidos del cuerpo.).

  • La infección con VIH no es una enfermedad de gays u homosexuales, eso es una idea equivocada y un poco discriminatoria y homofóbica. Todos y todas deben protegerse del VIH porque le puede dar a cualquiera, ya que se transmite por fluidos corporales como la sangre, semen y fluidos vaginales. La saliva y las lágrimas NO lo transmiten.

  • La Neisseria gonorrhoeae es otro microorganismo de transmisión sexual. A diferencia del VIH, ésta es una bacteria. A este bichito le gusta crecer en las mucosas de la uretra, útero, trompas de falopio e incluso la boca y garganta.



Un linfocito siendo atacado por VIH. El virus se adhiere a la célula y se mete dentro de ella.


  • Es una bacteria que puede causar infertilidad por su habilidad de causar epididimitis (una estructura que almacena esperma) y dañar al testículo. En mujeres causa la enfermedad inflamatoria pélvica, donde el útero hace cicatrices y tapa la salida de las trompas de Falopio, por lo que los óvulos no pueden pasar al útero.

  • La gonorrea puede ser aparatosa o apenas notarse. En muchos casos, sobre todo al inicio de la infección, la Neisseria gonorrhoeae no causa malestar, se siente como una infección de vías urinarias. Sin embargo, a los 20 días la vagina o el pene empiezan a secretar material mucopurulento, una sustancia blanco-verdosa y viscosa, algo nada atractivo y que sin duda espanta a cualquiera.

  • La gonorrea es tratable, eso si, en lo que se asiste al médico, se deben parar las relaciones sexuales. Sin embargo, no todo son buenas noticias. Neisseria gonorrhoeae es de las bacterias que se han vuelto resistentes a medicamentos y si se empieza a expandir una superbacteria resistente a todo, no habrá tratamiento. Es tan preocupante la resistencia de Neisseria gonorrhoeae, que la OMS creó un programa internacional para vigilar a esta simple bacteria.

  • En la salud sexual, los virus de la hepatitis B y C son los más importantes. La hepatitis B es uno de los virus más contagiosos porque se disemina por todos los fluidos corporales, incluso la saliva y las lágrimas, a diferencia del VIH. Dado que su transmisión también es por saliva, el sexo oral igualmente es peligroso. La hepatitis C es menos contagiosa y se transmite por pequeñas heridas que ocurren durante el coito.

  • Las hepatitis C, y en algunos casos la B, cuando la persona está inmunodeprimida (como en el SIDA), los virus se quedan para siempre y hacen algo llamado infección crónica en el hígado. La infección crónica hace enfurecer a unas células llamadas ito, cuyo trabajo es guardar vitamina A. Sin embargo, si se enojan se transforman en una célula fibrosa que vuelve al hígado en una piedra, ya que lo llena de cicatrices, por lo que éste deja de funcionar.



Varias enfermedades de transmisión sexual son notables. Si ves un cambio en tus genitales es mejor ir a checarse.

  • El virus de la hepatitis D es un microorganismo extraño, el cual necesita al virus de la hepatitis B para vivir. Por lo tanto, tener hepatitis B abre las puertas para padecer otra infección, la de hepatitis D. El virus de hepatitis D no suele considerarse de transmisión sexual, pero se transmite por sangre, así que siempre existe la posibilidad de adquirirlo a través del sexo.

  • El virus de hepatitis B, en personas inmunocompetentes, es curable. Sin embargo, en personas inmunodeprimidas no lo es. El virus de hepatitis C no es curable. No obstante, ambos virus son manejables con antivirales para evitar que dañen demasiado al hígado. Además, el virus de hepatitis B tiene vacuna, así que póntela para protegerte. Cabe mencionar que sin virus de hepatitis B no puede haber hepatitis D, por lo que es una vacuna dos por uno.

  • El herpes es en realidad una familia de virus llamados herpesviridae. Conocemos 9 herpesvirus y cada uno causa enfermedades diferentes. El Herpes 1 y 2 son los que causan úlceras en la boca y los que son de transmisión sexual.

  • Una vez que alguien se contagia con el virus de herpes 1 o 2, el virus no abandona el cuerpo. En su lugar, el virus viaja a los nervios y ahí entra en estasis y se queda dormido. La replicación en estasis es limitada por nuestro sistema inmune. Sin embargo, cuando el sistema inmune se cansa por combatir otra enfermedad, el virus se reactiva, vuelve a viajar a la piel y empieza a replicarse (hace muchos nuevos virus).

  • El virus del herpes 1 se transmite por saliva. Mientras que el virus de herpes 2 se contagia principalmente por transmisión sexual.



El virus del herpes entra por la piel, de ahí va a los nervios, y cuando se reactiva regresa a la piel y causa ampollas, las cuales están llenas de virus.


  • No existe cura para el herpes. No obstante, hemos diseñado antivirales que ayudan durante el estado activo del virus. El estado activo es notable porque hace ampollas llenas de líquido y muy dolorosas. Cuando el virus está dormido no se toman medicamentos.

  • La clamidia es el resultado de una infección por Chlamydia trachomatis. Esta bacteria es bastante contagiosa, ya que se esparce por semen, fluido vaginal e incluso saliva. Sin embargo, es una bacteria que es fácil de eliminar si se busca ayuda de médicos.

  • Existe el mito de que la clamidia se va por si sola o que puedes saber si alguien tiene clamidia, pero no es verdad. La clamidia muchas veces no causa síntomas y la persona es posible que ni siquiera esté enterada de que tiene a esta bacteria consigo. Ten por seguro que la clamidia no es de las enfermedades que se curan sin ayuda de antibióticos.

  • La clamidia, al igual que la Neisseria gonorrhoeae, es la otra bacteria que puede causar enfermedad inflamatoria pélvica, donde el útero hace cicatrices y adherencias, causando infertilidad femenina.

  • La clamidia es la infección que más ceguera causa. La clamidia puede sobrevivir en la conjuntiva del ojo y causar conjuntivitis. El sistema inmune en su batalla destruye parte del tejido del ojo. El cuerpo, al sanar, hace una cicatriz en el ojo y por supuesto la luz ya no pasa, por lo que causa ceguera.




Las cicatrices que causan la clamidia y otras enfermedades de transmisión sexual pueden bloquear la salida del óvulo.

  • La sífilis es otra bacteria que causa muchos problemas en el mundo. El nombre de la bacteria es Treponema pallidum. Esta bacteria se transmite a través de microcortes entre parejas sexuales. Un dato curioso es que esta bacteria tiene forma de serpentina.

  • La sífilis al entrar en una microherida se queda ahí para reproducirse. La sífilis causa úlceras en su sitio de inoculación (lugar donde entró al cuerpo). Sin embargo, estas úlceras no son dolorosas y no se sienten. Sin duda, si ves una úlcera en los genitales de tu pareja es mejor usar protección o abstenerse, y si están en los tuyos, correr al médico. Sin embargo, si la úlcera no se ve o está dentro de la uretra, la vagina o el ano, la persona puede no saberse contagiada y puede contagiarte.

  • Si no se trata la sífilis, la úlcera desaparece con el tiempo, pero no significa que la sífilis se haya curado. Tiempo después, esta bacteria causa una condición llamada condiloma lata, en donde salen verrugas en el sitio de entrada de la bacteria.

  • La sífilis es curable y debe tratarse. Mientras que las lesiones genitales son feas, el mayor problema es que la sífilis puede viajar al cerebro y la médula espinal. En la médula causa dolor y en el cerebro causa la demencia. Esta patología causa parálisis, cambios de personalidad, problemas de memoria y confusión.

  • El papiloma es un virus. De este microorganismo conocemos 100 tipos diferentes y los vamos numerando. Por ejemplo, el papilomavirus 6 y 11 causan ojos de pescado. Sin embargo, en cuestión de salud sexual, los más importantes y malditos son el 16, 18 y 45.



La sífilis tiene forma de serpentina. Es de las bacterias más peculiares.


  • El papilomavirus 16, 18 y 45 son de los pocos microorganismos capaces de causar cáncer. Estos virus son la principal causa de cáncer cervicouterino. Este virus tiene ADN, el cual se puede integrar a tu propio ADN. El nuevo ADN es cancerígeno y causa que las células se reproduzcan sin control.

  • Existen vacunas para el papilomavirus. Estas vacunas te cubren de los papilomavirus 6 y 11, los cuales causan verrugas; del 16 y 18, los causantes del 70% de cáncer de cérvix, y de los papillomavirus 31, 33, 45, 52, y 58, los virus que causan el 20% restante de cáncer de cérvix.

  • Existe el mito de que los niños varones no necesitan la vacuna contra el papiloma porque no tienen útero y el virus no les causa daño. Sin embargo, sí la necesitan. En primer lugar, porque pueden pasar el virus a las mujeres. En segundo lugar, porque el papiloma también está asociado al cáncer de cuello. Finalmente, porque a diferencia de las mujeres que tienen el papanicolau para detectar el virus, los niños no tienen ningún análisis constante para su detección.


Existe un mundo con relación a las enfermedades de salud sexual y sólo escoger unos datos es difícil. Dado que nuestra lista de datos ya es muy larga, lo mejor será parar. Sin embargo, en vista de que nos falta conocer otros bichos que pueden arruinar la diversión del sexo, y de los que debemos cuidarnos, la próxima semana veremos los datos sobrantes. ¡Queda mucho por ver y aprender! Recuerda, el sexo es una actividad fascinante y debe ser siempre seguro y respetuoso. Para tu seguridad, si tienes muchas parejas sexuales chécate. Para mantener alejados a estos molestos microorganismos de tu bello cuerpo, siempre usa un método de protección de barrera, en otras palabras, un condón. Finalmente, asegúrate de saber usar un condón y las buenas prácticas de higiene de éste; puede parecer obvio, pero muchos cometen errores.



Comments


bottom of page