Qué es el coronavirus y cuáles son las pruebas de coronavirus



Coronavirus aquí, coronavirus allá, coronavirus ayer, coronavirus hoy, coronavirus mañana y si preguntas quién tiene mi sanidad posiblemente el coronavirus la tenga. Con dos años de pandemia y acercándonos al tercero las cosas siguen pues no tan bien; los números de casos siguen aumentando, las restricciones continúan estando allí, el uso de cubre bocas prosigue siendo una moda, aunque ve el lado positivo si nunca usaste una prenda de moda este es tu momento de usarla, ya hasta puedes conseguir cubre bocas de diferentes colores para combinar con tu ropa. Como podrás observar el coronavirus no se ha ido y después de tantas olas la realidad es que el mundo tiene que volver a funcionar de una u otra forma. Por el momento usamos dos maneras para medio funcionar como sociedad global y saber si alguien está infectado o no. Usamos las vacunas y las pruebas de coronavirus, si sabemos que alguien está vacunado y que su prueba dice que no tiene coronavirus pues todos tranquilos. Si vas de viaje a diferentes países te van a pedir una PCR que es uno de los tipos de pruebas. Sin embargo, si vas a un laboratorio te pueden ofrecer 3 tipos de pruebas diferentes incluidas entre ellas la famosa PCR. ¿Por qué te harías una prueba de coronavirus? Tal vez vas a realizar un viaje al extranjero o tu lugar de trabajo te pide que te realices una prueba de coronavirus u otra opción es que temas tener el coronavirus porque te sientes mal o estuviste cerca de alguien que se sentía mal. Sea cual sea la razón decidiste buscar una prueba de coronavirus. En un laboratorio, incluido Nanolab, hay 3 tipos de pruebas diferentes así que te contaré un poco sobre cada una de ellas para que sepas como son y cómo funcionan y que te dice cada una.


Qué es un coronavirus


Antes de ver cómo son las pruebas y cómo funcionan vale la pena ver cómo es un coronavirus. El coronavirus es un virus y por lo tanto no cumple todas las leyes de la vida por lo que se le considera un ente no vivo. Los virus necesitan infectar células para replicarse y hacer nuevos virus por ello se meten a las células sanas, las infectan y se roban sus proteínas para hacer nuevos virus. El coronavirus pertenece en realidad a una familia de virus llamada coronaviridae. Los coronavirus los descubrimos hace poco, a mitad de los años 60. Por muchos años no pensamos demasiado de ellos ya que creíamos sólo causaban resfriado común porque eso es lo que la mayoría de los coronavirus hacen dar resfriado común. Es más, es la segunda causa de resfriado común más frecuente, el primer lugar es el rinovirus que es otra especie de virus. No obstante, en el 2002 descubrimos que el coronavirus podría ser muy mortal cuando descubrimos el MERS-CoV y el SARS-CoV, pero se logró limitar esos virus y sólo afectaron a Asia y el Medio Oriente y aunque mató a personas no llegó a ser una pandemia. A finales del 2019 descubrimos un nuevo Coronavirus llamado SARS-CoV 2 y este coronavirus nos llevó a una pandemia.


Tal vez te sorprenda saber que el coronavirus en sí es una estructura muy simple. El coronavirus es una esfera de fosfolípidos, que es un tipo de grasa, con 4 tipos de proteínas importantes y ARN. Eso es algo complejo así que desglosarlo más es conveniente. De las 4 proteínas 3 conectan con el exterior mientras que en el interior del coronavirus queda otra proteína y el ARN. Las 3 proteínas exteriores se llaman: Proteína S, Proteína M y Proteína E. La proteína S es lo que le da su nombre al coronavirus porque bajo el microscopio electrónico parece que la proteína S semeja una corona radiada. La proteína S es como la mano del COVID con ella se agarra a la célula para infectarla. La proteína M es la que se encarga de darle forma a la esfera al coronavirus. Mientras que la proteína E no se sabe muy bien cual es su trabajo, pero se cree que es la proteína que arma los nuevos virus dentro de las células. Finalmente, si observamos dentro de la esfera encontramos ARN y la proteína N. La proteína N ayuda al coronavirus a robar las proteínas de la célula infectada y a replicarse dentro de las células. Al replicarse el virus crea nuevos coronavirus. Finalmente, el ARN es el material genético del coronavirus. Con esto ya sabes como es un coronavirus o al menos lo básico así que ahora veamos las pruebas que existen.



Aquí puedes ver como es el coronavirus


Análisis de rápido de sangre o análisis de anticuerpos

El análisis de rápido de sangre o análisis de anticuerpos son lo mismo, pero puedes encontrarlos con esos nombres también son conocidos como pruebas rápidas. Estas pruebas lo que buscan son anticuerpos contra el coronavirus en la sangre de la persona. Te preguntarás ¿qué es un anticuerpo? Los anticuerpos son unas proteínas que hace nuestro sistema inmune y son una maravilla. Los linfocitos B son las células encargadas de crear estos anticuerpos. Lo que los anticuerpos hacen es marcar lo que se debe destruir. Si un anticuerpo se pega a un virus, en este caso el coronavirus, las células inmunes saben que tienen que atacar inmediatamente dándole al coronavirus poca oportunidad de pelea. Otra maravilla que hacen es que al pegarse al virus. Al pegarse el virus este queda bloqueado y ya no puede agarrarse de la célula que quiere infectar por lo que el virus queda simplemente flotando en la sangre hasta que llega una célula inmune y lo destruye. Los anticuerpos también pueden activar a unas proteínas que están en nuestra sangre llamadas complemento; al activarse las proteínas del complemento estas hacen que el coronavirus se hinche y explote. Como verás los anticuerpos hacen maravillas.


Mira cómo los anticuerpos (las cositas blancas) se pegan al coronavirus.


Otra cosa que debes saber es que en nuestro cuerpo existen varios tipos de anticuerpos los cuales son:

  • IgA: son anticuerpos que están en el moco y agarran virus y bacterias antes de que puedan siquiera entrar al cuerpo.

  • IgD: son anticuerpos especiales de los linfocitos B bebés por lo que no hacen mucho para proteger.

  • IgE: son anticuerpos especiales para parásitos.

  • IgM: son los primeros anticuerpos que se forman para combatir una infección por lo que es común encontrarlos en una infección activa.

  • IgG: son los anticuerpos que se forman post infección y es la memoria inmunológica. Estos son los anticuerpos que se crean con ayuda de vacunas o tras enfermarse.


La prueba de anticuerpos en sangre es muy sencilla. Con una lanceta se saca sangre de la yema del dedo y se pone un poco de esta sangre en un dispositivo. Una nitrocelulosa atrapa a las células porque lo que nos importa son las proteínas que son los anticuerpos. Se le añade a la muestra unas gotas de solución la cual contienen antígenos similares a los del coronavirus. Los anticuerpos se pegan al antígeno y listo la prueba dirá su resultado. Si se tiene IgM la prueba dibujara una línea donde está la señal de IgM y significa que uno está infectado con coronavirus. Si sale IgG significa que la persona ya combatió al virus y por lo tanto ya no está infectada o está al final de su proceso infeccioso. Si salen tanto IgM e IgG significa que la persona está a mitad del proceso infeccioso. Si no sale ninguna significa que la persona no ha visto al virus, nunca se ha infectado.



Esta es la prueba más rápida, cómoda, fácil y barata de realizar. Sin embargo, se considera la prueba más débil. La OMS ni siquiera la recomienda. Para viajar o probar que uno no está infectado la prueba de anticuerpos en sangre o prueba rápida no se acepta. Esto es porque sus resultados pueden ser poco fidedignos.


Análisis de antígeno rápido


Esta prueba es similar a una prueba rápida de anticuerpos en sangre, aunque funciona un poco diferente. Lo primero que debes saber es que es un antígeno. Un antígeno es cualquier molécula con la capacidad de iniciar una respuesta inmune, por lo general los antígenos son proteínas. Los antígenos pueden ser capturados por linfocitos T, que son unas células del sistema inmune, o pueden ser capturados por anticuerpos, los cuales son producidos por linfocitos B. En el caso del coronavirus si recuerdas existe la proteína S. La proteína S será el antígeno. Luego si recuerdas los anticuerpos se pegan al antígeno y tienen la capacidad de pegarse al coronavirus. Bien, cuando un anticuerpo se pega al coronavirus, en realidad se está pegando a la proteína S. En estos principios se basa la prueba de antígeno rápida.


En la prueba de antígeno rápida lo primero que ocurre es que un hisopo se mete en la nariz hasta llegar a la nasofaringe, que es el lugar donde se unen la faringe y la nariz. El hispo procede a rotarse 3 veces para sacar con él la muestra. La muestra se coloca en un tubo que contiene una solución la cual destruye el virus porque recuerda solo queremos un pedacito, la proteína S. El siguiente paso es poner la muestra en un dispositivo similar al de la prueba rápida de anticuerpos. En el dispositivo se encuentran anticuerpos que se fabricaron especialmente para unirse a la proteína S. Si hay coronavirus entonces también hay proteína S así que la prueba saldrá positiva porque la proteína S se pegará al anticuerpo. Si no hay coronavirus no hay proteína S por lo que la prueba será negativa ya que nada se pegará al anticuerpo.



Ve como el anticuerpo (azul) solo puede unirse al triángulo de esta manera el anticuerpo de la prueba rápida de antígeno solo se puede unir al triángulo que representa a la proteína S.


Esta prueba también es rápida pero no es ni cómoda, porque aceptémoslo un hisopo en la nariz no es cómodo, ni tan barata. Así mismo, necesitas a un especialista para tomar la muestra porque no es tan simple como usar una lanceta y recolectar un poco de sangre y no quieres lastimarte. Finalmente, al igual que la prueba rápida de anticuerpos en sangre la OMS no la recomienda como una herramienta diagnóstica porque es poco sensible lo que significa que muchas veces aún teniendo coronavirus la prueba sale negativa. Contrario a una a la prueba de anticuerpos en sangre, la prueba de antígeno rápida es aceptada en algunos países como sello de que uno no tiene coronavirus. No obstante, no todos los países lo aceptan.


PCR


Si antes no habías oído hablar de la PCR seguro ahora ya lo has escuchado gracias al coronavirus. PCR son las siglas para Polymerase Chain Reaction o en español: Reacción de Cadena Polimerasa. Es un método diagnóstico para muchas enfermedades de tipo infeccioso y de tipo genético. Puedes pensar que la PCR es un tipo de fotocopiadora molecular; lo que hace es hacer copias del material genético. ¿Cómo funciona una PCR? Una muestra que contenga ADN se incluye en un pequeño tubo que tiene los materiales necesarios para hacer más ADN. Con una máquina llamada termociclador la muestra se somete a diferentes ciclos de temperatura. Te describiré brevemente los pasos:

  1. La muestra de ADN se calienta a 94*C para que el ADN se separe. Recuerda que el ADN es una molécula con dos hebras unidas. Así que al final tendrás dos hebras de ADN separadas.

  2. La muestra ahora va a pasar a una temperatura de 50*C para que se unan unas moléculas llamadas primers que son el marcador para lo que quieres copiar muchas veces.

  3. La muestra se calienta a 75*C para que una enzima llamada polimerasa rehaga el ADN. Si recuerdas tenías un ADN que se partió en dos hebras al principio; ahora la polimerasa completa en cada hebra la hebra faltante por lo que terminas con dos ADNs o 4 hembras.

  4. Vuelves a repetir el ciclo y ahora tendrás 8 ADNs.

  5. El ciclo se repite 45 veces por lo que terminarás con 2 a 45 potencia de ADNs que son millones y millones.


Los pedazos de ADN que nos interesan se marcan con una molécula fluorescente que el termociclador irá detectando. Mientras más brille la muestra significa que el ADN que buscamos está presente.


Aquí puedes ver un video de como funciona la PCR:


https://www.iaea.org/newscenter/multimedia/videos/how-do-covid-19-tests-work-rt-pcr-explained


Aquí puedes ver la representación de lo que ocurre en la PCR. 1 se separan las cadenas de ADN. 2 se ponen los primeros que marcan lo que queremos copiar. 3 la polimerasa se encarga de volver a armar el ADN pero ahora tienes dos ADNs y así se repite el ciclo hasta que tienes millones.


La muestra para la PCR del coronavirus al igual que con la de antígeno se toma con un hisopo de la nasofaringe. En el caso del coronavirus si recuerdas dentro de la esferita de grasa se encuentra material genético llamado ARN. En este caso se usa una técnica llamada RT-PCR que es esencialmente lo mismo simplemente el ARN tiene que convertirse antes en ADN a partir de ahí los pasos mencionados anteriormente son los mismos. La prueba PCR del coronavirus busca algunos genes (un gen es un fragmento de ADN que tiene las instrucciones para formar una proteína) propios del coronavirus. Se buscan los genes de la proteína E, la proteína N y un gen llamado RdRp. Con cada uno de estos genes se busca crear millones de copias de ellos para que la muestra brille mucho y la máquina detecte el brillo y diga que el resultado es positivo. Sin embargo, si la persona no tiene coronavirus la máquina no va a encontrar el ADN con los genes de la proteína E, la proteína N y el gen RdRp porque no hay coronavirus por lo que no hay material genético del virus que detectar.


La PCR se considera la herramienta diagnóstica del coronavirus y es lo que en la industria se considera el gold standard o estándar de oro. Es más cara que las otras pruebas, pero es la mejor de todas y la que la OMS acepta. Además, es la prueba que la mayoría de los lugares pide para cerciorarse de que una persona no está contagiada con coronavirus. Si ya te ibas a meter un hisopo en la nariz con una prueba de antígeno mejor ya vete directo a la prueba de PCR porque es sin duda la mejor de las tres.



Estas pruebas de detección se basan en principios moleculares complejos por lo que son difíciles de entender. Aún así, espero que hayas entendido lo básico y cómo funciona cada una de ellas y sus principales diferencias. Así mismo, espero entiendas un poco mejor qué es el coronavirus. Síguete ciudadano y si necesitas una prueba de coronavirus o tienes dudas no dudes en contactar a Nanolab para que te apoyemos en lo que necesites.


Referencias


Aziz M, Iheanacho F, Hashmi MF. Physiology, Antibody. [Updated 2021 May 9]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK546670/


Huang, Y., Yang, C., Xu, X. F., Xu, W., & Liu, S. W. (2020). Structural and functional properties of SARS-CoV-2 spike protein: potential antivirus drug development for COVID-19. Acta pharmacologica Sinica, 41(9), 1141–1149. https://doi.org/10.1038/s41401-020-0485-4


Jacofsky, D., Jacofsky, E. M., & Jacofsky, M. (2020). Understanding Antibody Testing for COVID-19. The Journal of arthroplasty, 35(7S), S74–S81. https://doi.org/10.1016/j.arth.2020.04.055


La Marca, A., Capuzzo, M., Paglia, T., Roli, L., Trenti, T., & Nelson, S. M. (2020). Testing for SARS-CoV-2 (COVID-19): a systematic review and clinical guide to molecular and serological in-vitro diagnostic assays. Reproductive biomedicine online, 41(3), 483–499. https://doi.org/10.1016/j.rbmo.2020.06.001


McBride, R., van Zyl, M., & Fielding, B. C. (2014). The coronavirus nucleocapsid is a multifunctional protein. Viruses, 6(8), 2991–3018. https://doi.org/10.3390/v6082991

NIH, N. I. H. (2020, August 17). Polymerase chain reaction (PCR) fact sheet. Genome.gov. Retrieved January 17, 2022, from https://www.genome.gov/about-genomics/fact-sheets/Polymerase-Chain-Reaction-Fact-Sheet

Schoeman, D., Fielding, B.C. Coronavirus envelope protein: current knowledge. Virol J 16, 69 (2019). https://doi.org/10.1186/s12985-019-1182-0


2 views0 comments

Recent Posts

See All