¿Por qué dejar de fumar es tan difícil? Celebrando el día sin tabaco



Fumar no es bueno, nada bueno. ¿Pero estoy segura que no necesitas que te lo diga, o sí? De todas las causas de muerte prematura, fumar es la principal. El 31 de mayo es el Día mundial de no fumar, también llamado el día sin tabaco. Es una fecha que creó la Organización Mundial de la Salud (OMS) para detener la epidemia de fumar. Fumar abre las puertas a un gran número de enfermedades, algunas seguro las has visto en las cajetillas de cigarros, otras las habrás oído y algunas posiblemente ni las has escuchado. Fumar causa que se pierdan años de vida, es una receta para perder vida. Según la OMS, por cada cigarrillo que uno fuma se pierden 11 minutos de vida; eso puede no sonar a mucho, pero cuando se va acumulando resulta que una persona que fuma pierde en promedio 10 años de vida. A que eso ya no suena tan poco. Para celebrar el día sin tabaco veamos un poco sobre el tabaquismo. Tal vez te cambie un poco la perspectiva.


¿Por qué se siente tan bien?


Fumar se siente bien, da placer, pero eso no significa que salgas corriendo a fumar. Te contaré la causa de ese placer que da fumar. Primero debes saber un poco del cerebro. La anatomía del cerebro es de alta complejidad, es un manojo de cables (neuronas). Las neuronas son los cables del cerebro e interconectan todo, incluso hay de diferentes tipos dependiendo de qué neurotransmisor produzcan. El circuito neuronal involucrado en el tabaquismo es el sistema mesolímbico. Este sistema conecta el tallo cerebral, el hipocampo, el núcleo acuminado y la corteza prefrontal. No sabes que es nada de eso, pero no te vayas, te diré rápido a grandes rasgos qué hace cada parte. El hipocampo se encarga de la memoria, el núcleo acuminado de la motivación y el deseo, y la corteza prefrontal del juicio y las decisiones. Este circuito mesolímbico se encarga del placer y el sistema de recompensa del cerebro. Del tallo cerebral salen unas neuronas que producen dopamina que es el neurotransmisor del placer, la motivación y el deseo. Ya puedes ir viendo de qué va esto.


Al fumar, la nicotina se absorbe por el pulmón e inmediatamente entra a la circulación sanguínea. Esa sangre llena de nicotina viaja por todo el cuerpo hasta llegar a la circulación cerebral. En el cerebro existen unos receptores en las neuronas donde se puede unir la nicotina, estos receptores se llaman nicotínicos. Un receptor es una proteína que al unirse con una sustancia causa un cambio en la célula o que la célula haga una acción. La nicotina junto con su receptor hace que las neuronas mesolímbicas secreten dopamina. Esa dopamina causa placer. Otras neuronas también se ven afectadas. Por ejemplo, las neuronas GABA secretan menos GABA, así que bajan la inhibición, y las neuronas de glutamato secretan más glutamato y causan excitación. Estos tres neurotransmisores juntos causan el gran placer de fumar. Con el tiempo ocurre algo llamado neuroadaptación.


Fumar controla al cerebro porque el cerebro quiere más dopamina.


La neuroadaptación es cuando el cerebro quiere más de esa nicotina. Las neuronas empiezan a hacer más receptores nicotínicos y exigen más nicotina para lograr el mismo placer que se lograba en un inicio con poca nicotina. Cuando les falta nicotina, las neuronas se ponen de malas y causan estrés, ansiedad e irritabilidad hasta que vuelven a recibir nicotina. Es por ello por lo que es difícil dejar de fumar. Si recuerdas, el circuito mesolímbico conecta con la corteza prefrontal, que es la que toma decisiones. Pues ahora es adicta y es difícil convencerla de que fumar no es bueno. La corteza prefrontal siempre dice: “Sí fumemos, sólo uno, bueno tal vez dos”. Así es como la nicotina termina volviendo al cerebro en un adicto.


Incluso al fumar existen genes que te pueden afectar. Fuera del cáncer y otras enfermedades que tienen carga genética, fumar puede estar algo predeterminado en tus genes. El receptor nicotínico, del que ya hablamos, está construido por 12 unidades. Existen 9 alfas (alfa 2 a alfa 9) y 3 betas (beta 2 a beta 4), es un poco extraño como las enumeraron. Alfa 4 es la responsable de la sensibilidad a la nicotina y beta 4 es la responsable del comportamiento que causa la nicotina en las personas. Dependiendo de tus genes puede que sean más o menos sensibles a la nicotina tus receptores. Así que hasta en fumar hay genes.


¿Qué enfermedades puede causar fumar?

Si entras a una clase de neumología te dirán que fumar es la puerta a un montón de enfermedades. Fumar no es sólo introducir nicotina al cuerpo, en una fumada una persona introduce a su cuerpo más de 7000 sustancias diferentes, cada una con sus potenciales riesgos. El humo del tabaco es irritativo. Durante la irritación las células sufren estrés y es posible que haya un fallo y una célula pierda su comportamiento y se vuelva maligna, es por ello que fumar causa cáncer. La irritación también puede causar enfermedades autoinmunes y cambios en los sistemas corporales. Veamos algunas enfermedades para que veas de qué va la cosa.

Primero vale la pena ver un pulmón normal a nivel microscópico. ¿Ves esas burbijitas o círculos morados/rosas? Esos son alveolos y son la parte del pulmón que permite que entre oxígeno a tu cuerpo y salga CO2. Hay muchos alveolos para que exista mucha área de superficie para el intercambio de gases y puedas respirar. Ten en cuenta esta imagen para que puedas compararla con la de enfermedades.


  • La hipertensión es otra enfermedad que es causada por fumar. Fumar es uno de los factores de riesgo para formar placas de ateroma. Una placa de ateromas es una colección de colesterol, matriz extracelular y células inflamatorias. Ocurre cuando las lipoproteínas dejan de guardar la grasa en el hígado o el tejido graso, y en su lugar la guardan en los vasos sanguíneos. Imagínate una tubería tapada, eso es lo que ocurre. Sólo que aquí la tubería tapada causa que te infartes y no sólo del corazón, se puede infartar cualquier órgano.

  • Una enfermedad única de los fumadores es la enfermedad de Buerger o Tromboangitis obliterante. Fumar causa que el endotelio, que son las células de los vasos sanguíneos, deje de funcionar. El trabajo del endotelio es ayudar a mantener el flujo constante de sangre. En la enfermedad de Buerger el endotelio deja de funcionar y se inflaman los vasos sanguíneos. La inflamación por supuesto causa dolor, pero después causa que te de trombosis. La trombosis es cuando la sangre se coagula dentro de un vaso sanguíneo. La trombosis ocurre porque el endotelio ya no detiene a las plaquetas y éstas se coagulan aun sin una herida. Con el tiempo, dado que ya no hay flujo sanguíneo correcto, la piel se ulcera y da gangrena.

  • Un tercio de todos los cánceres que se ven, se atribuyen en alguna medida, a fumar. En el cigarro existe una sustancia llamada benzopireno que es muy carcinogénico. Sin duda, el más famoso de los cánceres por fumar es el cáncer de pulmón. Existen varios tipos de cáncer de pulmón. Uno es el carcinoma epidermoide y puedes imaginarlo como tu pulmón volviéndose piel. El pulmón empieza a hacer pelotas de queratina, que es la proteína de la piel. Este cáncer epidermoide tiene “avisos” porque no es directo, primero las células sufren cambios no cancerígenos, pero con el tiempo se vuelven cáncer. Otro cáncer pulmonar por fumar es el carcinoma de células pequeñas. El carcinoma de células pequeñas es el más mortal de los cánceres de pulmón y éste no tiene aviso como el carcinoma epidermoide, llega para quedarse. Es además el cáncer más común por fumar.


Aquí puedes ver un cáncer de pulmón de tipo epidermoide. Observa como los alveolos dejan de existir y en su lugar hay una masa de células. Junto al logo de Nanolab puedes ver unas células que son más rosadas que las demás, esas son células de tipo piel y ten por seguro no sirven para respirar.

  • Arriba te mencioné a las plaquetas. Son las encargadas de coagular la sangre y por lo general el endotelio las mantiene quietas. Fumar causa que el endotelio deje de trabajar y causa que las plaquetas puedan coagular la sangre sin necesidad de una herida. Un coágulo evita que la sangre pueda fluir por los vasos sanguíneos, y sin duda puede infartar un órgano. Otra patología que puede ocurrir por un coágulo se llama TEP o tromboembolia pulmonar. En la TEP un trombo se zafa, sale disparado y se atora en los vasos sanguíneos pulmonares. Si es pequeño, se infarta un pequeño pedazo del pulmón. Si el émbolo es grande, no se infarta el pulmón, en su lugar se inunda el corazón (dilatación ventricular derecha, ese es el término médico) y causa un shock mortal.

  • La última enfermedad que te mencionaré es el EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). En el EPOC hay tanta inflamación por fumar que empieza a haber cambios en la arquitectura pulmonar. El pulmón empieza a hacer más moco intentando parar la irritación. Ese moco tapa los pequeños bronquiolos del pulmón y pasa menos aire a los alvéolos, que es donde la sangre recibe oxígeno y saca CO2. Después el pulmón deja de hacer una proteína llamada elastasa. Sin elastasa el pulmón deja de ser elástico, por lo que no puede sacar el aire y cambiarlo por aire limpio y nuevo. Mencioné a los alvéolos, éstos son como burbujas que permiten el intercambio de oxígeno y CO2. Son muchas para que puedas cambiar la mayor cantidad de gases posibles. En el EPOC estas burbujitas se fusionan en mega burbujas y el cambio de gases es mucho más difícil. Estos tres factores causan que sea difícil respirar, y si has aguantado la respiración o subido a grandes altitudes, sabes que no poder respirar es horrible.


Aquí puedes ver el pulmón de alguien con EPOC. Ve como los alveolos (burbujas) están dañados y cortados. También observa que ya no hay muchas burbujas, en su lugar sólo hay unas cuantas burbujas gigantes. Dado que hay menos alveolos y éstos son muy grandes es difícil meter oxígeno al cuerpo.


Éstas son sólo algunas de las enfermedades y patologías que causa el cigarro, existen muchas más, por ejemplo, es más fácil tener infecciones en el pulmón (neumonías). Esto sirve para que veas que fumar no es nada bueno. Algunas enfermedades son mortales y ten por seguro que varias son muy incómodas por no poder respirar bien o por tener dolor constante. El cigarro da placer momentáneo, pero crea enfermedades que sin duda le quitan el placer a la vida.

¿Qué puedes hacer?


Dejar de fumar es difícil porque como ya vimos causa adicción y el cerebro quiere más nicotina. Lo primero en lo que podrías pensar es en los cigarros electrónicos, pero son también bastante malos. Sus saborizantes tienen carbonilo que causa bronquiolitis (inflamación de los bronquios) y luego EPOC. Tienen formaldehído que es irritante. Contienen metales pesados que son cancerígenos. También tienen una sustancia llamada NNN y NNK que causan cáncer. Tienen solventes que causan oxidación y muerte celular. Finalmente, son un factor de riesgo para fumar cigarrillo. La gente inicia o se va a los cigarrillos electrónicos y terminan iniciando o regresando al cigarro normal. La realidad es que uno debe dejarlo por su bien.

Existen 5 etapas para dejar de fumar:


  1. La pre-contemplación: Muchos o la mayoría están aquí. Es cuando uno NO piensa dejar de fumar. Defienden sus hábitos, no les importa la información y no creen poder dejarlo. Es la etapa más difícil de superar porque para que una intervención funcione, la persona debe querer dejarlo. De lo contrario la intervención fracasa y la persona se siente peor y fuma más. Debes tener apoyo de tu médico y círculo familiar y de amigos, y por supuesto convicción de poder lograrlo por tu salud.

  2. Contemplación: Si llegaste a la contemplación, felicidades, muchos no lo logran. Aquí es cuando uno quiere dejar de fumar, pero no se siente listo para dejarlo. Esta etapa se dice que dura 6 meses en lo que se toma la increíble decisión de dejar de fumar. En esta etapa ya sabes y aceptas que fumar no es bueno.

  3. Preparación: Aquí la cosa es mucho más seria. La persona ya se da cuenta que hay muchas más desventajas que ventajas al fumar. Aquí la persona debe tener a su médico y familia para apoyo y poner una fecha en donde comienza el viaje de dejar de fumar.

  4. Acción: Se deja de fumar. Es el paso más difícil porque el cerebro es adicto y va a pedir que la persona fume. La persona debe tener mucho apoyo en esta etapa porque es muy pesada, pero vale la pena. Aquí puedes darte premios, que no sean fumar, para que te sientas motivado. Esta etapa dura 6 meses.

  5. Mantener: Ya lo dejaste y posiblemente aún lo extrañes, pero debes ser fuerte. En esta etapa debes lograr mantener tu logro. El camino a la recuperación total se dice lleva 12 años para volver a ganar la vida perdida. Pero estarás más sano. Aún así puede que necesites apoyo, así que búscalo.


Ponle un alto a ese mal hábito.


Para ayudarte en tu terapia existen algunos tratamientos farmacológicos. La primera es la terapia de reemplazo de nicotina. Aquí se le da al paciente nicotina a través de chicles, parches, tabletas, spray nasal o un inhalador. Estos mecanismos le dan al cerebro nicotina para que no cause tanto estrés, ansiedad y malestar. Estos mecanismos dan la nicotina muy lentamente por lo que no causan placer, pero no generan malestar. En lugar de meter a tu cuerpo 7000 sustancias sólo metes una. El bupropión es un medicamento que ayuda a dejar de fumar. Este medicamento inhibe la recaptura de la dopamina, por lo que hay más dopamina en el cerebro. Se recomienda tomarlo 2 semanas antes de la etapa de acción y 12 semanas después de dejarlo. Finalmente, existe la vareniclina que es un medicamento conocido como agonista de alfa 4 y beta 2. ¿Recuerdas que el receptor de nicotina estaba hecho de varias unidades y que alfa 4 da la sensibilidad a nicotina y beta 2 modula el comportamiento? La vareniclina hace que el receptor de nicotina se active y haya menos malestar mientras se deja de fumar. Estos medicamentos existen para ayudarte y es recomendable que lo hables con tu médico para que te ayude en tu camino a dejar el tabaco.


Referencias

Adams TN, Morris J. Smoking. [Updated 2022 Jan 19]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK537066/


Benowitz N. L. (2009). Pharmacology of nicotine: addiction, smoking-induced disease, and therapeutics. Annual review of pharmacology and toxicology, 49, 57–71. https://doi.org/10.1146/annurev.pharmtox.48.113006.094742


CDC. (2022, January 7). How quit smoking medicines work. Centers for Disease Control and Prevention. Retrieved May 23, 2022, from https://www.cdc.gov/tobacco/campaign/tips/quit-smoking/quit-smoking-medications/how-quit-smoking-medicines-work/index.html


CDC. (2020, April 28). Tobacco-related mortality. Centers for Disease Control and Prevention. Retrieved May 23, 2022, from https://www.cdc.gov/tobacco/data_statistics/fact_sheets/health_effects/tobacco_related_mortality/index.htm


Centers for Disease Control and Prevention (US); National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion (US); Office on Smoking and Health (US). How Tobacco Smoke Causes Disease: The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease: A Report of the Surgeon General. Atlanta (GA): Centers for Disease Control and Prevention (US); 2010. 3, Chemistry and Toxicology of Cigarette Smoke and Biomarkers of Exposure and Harm. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK53014/

Jhun, H. J., & Seo, H. G. (2006). The stages of change in smoking cessation in a representative sample of Korean adult smokers. Journal of Korean medical science, 21(5), 843–848. https://doi.org/10.3346/jkms.2006.21.5.843


Laniado-Laborín R. (2009). Smoking and chronic obstructive pulmonary disease (COPD). Parallel epidemics of the 21 century. International journal of environmental research and public health, 6(1), 209–224. https://doi.org/10.3390/ijerph6010209


MacNee W. (2006). Pathology, pathogenesis, and pathophysiology. BMJ : British Medical Journal, 332(7551), 1202–1204.


Nephron. (2016). Lung squamous carcinoma - alt -- low mag. Wikimedia commons. Retrieved May 23, 2022, from https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Lung_squamous_carcinoma_-_alt_--_low_mag.jpg.


Siddiqui F, Vaqar S, Siddiqui AH. Lung Cancer. [Updated 2022 May 5]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482357/


Tarbox, A. K., & Swaroop, M. (2013). Pulmonary embolism. International journal of critical illness and injury science, 3(1), 69–72. https://doi.org/10.4103/2229-5151.109427

Willeit J, Kiechl S. Biology of arterial atheroma. Cerebrovasc Dis. 2000;10 Suppl 5:1-8. doi: 10.1159/000047599. PMID: 11096178.



6 views0 comments