top of page

Conociendo los trastornos de la personalidad

Updated: Oct 9, 2023

Actualizado 9 de octubre 2023

Cerebro formado con cubos de colores

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Mientras que lo físico es altamente tratado en la medicina, las otras dos esferas reciben menos atención. No obstante, la salud mental es igual de importante que sus compañeras. Por ello, el 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental para aumentar el conocimiento, difundir información y mejorar la calidad de vida de las personas a través de la mejora continua de la salud mental. Uno de los grandes problemas de la salud mental y sus enfermedades, es que definir la mente no es tan fácil, al contrario de, por ejemplo, los pulmones o el corazón, que son elementos físicos del cuerpo que se pueden estudiar con cierta facilidad. La mente es bastante abstracta, algo intangible y cuesta estudiarla y comprenderla. La falta de comprensión es una de las problemáticas de la salud mental, así que en esta ocasión acompáñame para que conozcas algunas de las enfermedades mentales que existen.


Un poco de historia

Platón fue el primero en usar el término de “salud mental”. Por otro lado, Hipócrates la definió como un desequilibrio de los diferentes humores del humano. Griesinger, finalmente, definió en el siglo XIX a las enfermedades mentales como un problema del cerebro. Sin embargo, incluso hoy en día, la mente es algo complicado de definir. La mente es un conjunto de facultades complejas que algunos incluso dicen que es única del humano. Estas facultades son las emociones, percepciones de uno mismo y el mundo, la memoria, los deseos, la razón, la toma de decisiones y la personalidad. Las interacciones de todas estas facultades, el yo, el mundo externo y su interpretación, son lo que construyen a la mente. Dónde se esconde la mente, es un tema difícil, porque no es algo que puedas encontrar fácilmente. No obstante, varias de estas facultades están en el cerebro, tal como la razón en el lóbulo frontal, el deseo en la amígdala o la memoria en el lóbulo temporal. Por lo tanto, Griesinger no se equivoca, la mente es parte del cerebro y sus procesos.


Los trastornos de personalidad

Ahora que revisamos un poco sobre qué es la mente, es posible explorar algunas de las enfermedades mentales que existen. Como en cualquier otro sistema en el cuerpo, hay una gran cantidad de desórdenes de la mente. Es difícil agrupar las afecciones en grupos, pero se ha intentado. Prevalecen desórdenes de la personalidad,la ansiedad, del humor, la alimentación, del sueño, la sexualidad, entre otros. Tal vez, uno de los grupos más interesantes son los relacionados con trastornos de la personalidad. Los trastornos de la personalidad son comportamientos, humores y síntomas cognitivos maladaptativos y penetrantes, que distorsionan la percepción del individuo. Éstos ocasionan que la persona sufra en su esfera social, física, interpersonal, personal y ocupacional. Hay demasiada información para tan poco espacio en relación con los trastornos de personalidad, pero vale la pena ver un poco de cómo son estas personalidades y nombrarlas para aumentar la información sobre ellas y que las conozcas.


Pelotas con caritas mostrando diferentes emociones

En los trastornos de personalidad existen hoy en día diez enfermedades definidas,las cuales son divididas en 3 grandes grupos. El grupo A también llamado el grupo de personalidades excéntricas. El grupo B de personalidades erráticas y emocionales. Finalmente, el grupo C de personalidades ansiosas y temerosas.


Grupo A

Paranoide: Los individuos con esta personalidad sospechan de los demás y tienen poca confianza hacia otras personas. Son hostiles con todos y emocionalmente fríos. Suelen ser muy sensibles a la crítica y siempre están pensando cuál es la motivación de la otra persona y su deseo, lo que les provoca desconfianza. Es miedo a que otro sujeto le pueda dañar o lastimar. Se preocupan mucho por la lealtad de las personas, sobre todo las cercanas, lo que puede llevarlos a tener malas relaciones interpersonales. Sospechan mucho del mundo y se ponen en un papel muy agrandado, por lo que es fácil que caigan en teorías conspiracionales. Llegan a sentir que el mundo los observa y los persigue. Son personas que guardan rencor, por lo que el perdón no se encuentra dentro de sus cualidades. Se cree que es de los trastornos de la personalidad más comunes. No obstante, es de los menos explorados en las ciencias médicas.


Esquizoide: A este grupo de personas les cuesta realizar y mantener relaciones sociales, por el simple hecho de que tales relaciones no les causa interés alguno. Prefieren las actividades solitarias e incluso dentro de las actividades que efectúan, hay pocas que les generan placer e interés. Suelen ser fríos con los demás, por lo que no establecen relaciones sociales. No obstante, no las desean, no quieren ni amigos ni parejas, prefieren su soledad. Aunque son personas muy solitarias y sin mucho interés por otros, frecuentemente tienen mucha creatividad. Estas personas suelen encontrar su lugar en las artes, donde regularmente son bastante exitosos. Es a través de las artes que logran construir un puente hacia lo social, lo cual es un poco paradójico.


Hombre solitario alejado del resto de las personas

Esquizotípico: Para entender al esquizotípico puedes pensar que es una mezcla de paranoide y esquizoide con sus propias bellas rarezas. Al igual que el paranoide, sufre de paranoia y del mismo modo que el esquizoide, tiene problemas para las relaciones interpersonales, ya que sufren de ansiedad social y se comportan de manera peculiar durante estas interacciones. Sin embargo, tienen sus propias cualidades, lo que los vuelve únicos. Son personas que se visten excéntricamente y tienen un pensamiento mágico. El pensamiento va desde la creencia en superpoderes, hasta creer y hacer rituales extraños, o incluso cosas más simples como creer firmemente en la clarividencia. Estos individuos igualmente estilan un habla peculiar que a las demás personas les parece extraña.


Grupo B

Antisocial: Es de los trastornos más difíciles y de los que más estigma cargan. Esta personalidad está altamente asociada a la delincuencia. Los individuos que sufren de personalidad antisocial no entienden ni se rigen por las leyes sociales y las leyes jurídicas. Son sujetos a los que no les interesan los derechos de los demás, por lo que violarlos no les causa una carga ética o moral. Carecen de remordimiento y su despreocupación hacia los demás puede poner a personas cercanas en riesgo. Son impulsivos, por lo que no suelen planear. Fácilmente, caen en conductas criminales, donde su personalidad maladaptativa les ayuda a engañar, mentir y manipular. No obstante, merecen ser tratadas médicamente para que logren llevar una vida tranquila y sin altercados, por su seguridad y la de los otros. Recuerda, su cerebro y mente no logran comprender del todo las leyes sociales por las que la mayoría se rigen.


Mujer expresando diferentes emociones

Limítrofe: Este trastorno se caracteriza por emociones inestables. Manifiestan problemas con las relaciones interpersonales, ya que sufren un gran miedo al rechazo y abandono. Viven las emociones de manera distinta de como las vive una persona promedio. En la personalidad limítrofe las emociones se sienten mucho más fuertes y los puede sacar de equilibrio. Además, tardan mucho más tiempo en regresar a un estado basal, lo que significa que viven la emoción por un periodo más prolongado. Dado que les cuesta mantener las relaciones y tienen problemas con las emociones, viven en una dualidad de apreciación y devaluación, donde todo es blanco o negro y no en escalas. Pueden pasar del amor al odio con facilidad. Otro problema que sufren es con su propia imagen, por lo que padecen de mucha ansiedad. Frecuentemente son impulsivos, debido a lo cual es común que se autolesionen y, posteriormente, pasada la crisis, sientan mucha ansiedad por haberse lastimado. Tienen mala fama en las películas de ser personas peligrosas, pero la verdad es que normalmente no lo son.


Histriónica: Los sujetos que tienen esta personalidad son el alma de la fiesta, no solamente por su explosiva personalidad, sino por su vestimenta llamativa y su expresividad. Son personas que buscan ser el centro de atención a través de emociones exageradas. Sin embargo, bajo esa postura seductora , vibrante emoción y extroversión, se esconde un miedo a ser poco valorados y percibidos con indiferencia. Para lograr mantener la atención en ellos, llegan a extremos emocionales e incluso sexuales, ya que suelen ser seductores por excelencia. No conocen los límites, por lo que pueden incomodar a otras personas. Aunque tienen gran extroversión, son individuos de los que es muy fácil abusar por ser influenciables, inocentes y crédulos. Son capaces de realizar lo que otros piden a cambio de atención, puesto que temen perder a las personas.


Personalidad narcisista, mujer con corona en una balanza

Narcisista: Tal vez la más conocida gracias a la leyenda de Narciso, que era un ser tan atractivo que terminó enamorándose de él mismo. Estas personas tienen un sentimiento de grandeza a sí mismos. Exageran sus logros o incluso los inventan para ser reconocidos como superiores. Se preocupan y viven fantasías de poder y éxito, externan ser hermosos y extremadamente inteligentes, nadie está a su nivel. Por ello, se dicen especiales y no creen que deban mezclarse con personas que ellos consideran inferiores o corrientes. Poseen grandes expectativas de cómo deben ser tratados y cuando no se cumplen, suelen ser explosivos. Similar a la personalidad antisocial, son incapaces de sentir empatía y logran manipular para conseguir lo que desean e incluso robar el éxito de otros.


Grupo C

Obsesiva compulsiva: Es otra de las personalidades que es popular, ya que varios conocen su existencia. Estas personas son perfeccionistas y controladoras de su ambiente. Son rígidos y detallistas, por lo que siguen horarios, reglas y listas; adoran el orden. Son increíblemente trabajadores, por lo que muchas veces se deshacen completamente del tiempo libre y sus libertades. No permiten que otros toquen su trabajo porque no los consideran capaces de la perfección que ellos llevan, así que no son buenos trabajando en equipo. Sin embargo, este deseo de perfección es un arma de dos filos, ya que no logran cumplir objetivos debido a que nunca logran la perfección que desean. En relación con sus emociones, se percibe que no las utilizan del todo, muestran poca emoción y mantienen relaciones interpersonales muy profesionales, incluso en ámbitos donde no es necesario. Estas personas limitan sus emociones, inclusive las llegan a sacar de sus recuerdos para lograr una racionalización extrema de sus propias memorias.


Hombre meticuloso cortando el pasto con regla y tijeras

Dependiente: Este tipo de personalidad causa que las personas no puedan tomar decisiones y dependan de las emociones de los otros para sobrellevar las propias. Es de las que más comúnmente se diagnóstica y, aun así, la menos explorada. Acostumbran estar siempre de acuerdo con las personas de las que dependen e incluso son capaces de deshacerse de su propia personalidad con tal de mantener a otros contentos. Esto con el objetivo de ser cuidado por la figura dominante a la cual le delegan toda la toma de decisiones. No suelen decir "no" por miedo a perder el apoyo de las personas, por lo que es fácil aprovecharse de la gente con personalidad dependiente. Son capaces de soportar eventos altamente molestos con tal de mantener a las otras personas contentas. Con frecuencia no pueden estar solos por la necesidad patológica que tienen de ser cuidados, por lo tanto, cuando se acaba una relación rápidamente comienzan otra.


Evitativa: Algunos la consideran ansiedad social en su grado extremo. No obstante, por el momento es su propia enfermedad, perteneciente a los trastornos de personalidad. La personalidad evitativa semeja un poco una personalidad infantil con extrema inhibición frente a otros, hipersensibilidad y una gran aversión al mínimo malestar. Se cree que esta personalidad aparece cuando los guardianes de un niño o niña fallan en responder a las angustias de los niños pequeños, por lo que los niños sufren abuso, negligencia y abandono. Las personas evitativas se sienten inferiores a las demás, en consecuencia crear relaciones interpersonales les es difícil. Tienen dificultades para trabajar por miedo al fracaso y a realizar mal el trabajo, aun teniendo toda la capacidad, ya que se perciben como ineptos. Aunque les cuesta establecer relaciones sociales, estas personas las desean fuertemente, pero no saben cómo manejarlas. Les da pavor iniciar una relación, porque no saben si van a agradar. Primero deben asegurarse de que van a caer bien antes de comenzarla. Son muy introvertidos, tímidos y temen hacer el ridículo, por lo que terminan evitando a las personas, aunque en el fondo desean la interacción.


Diferentes individuos mostrando ansiedad

Esto concluye los trastornos de la personalidad. Son un tema demasiado amplio, incluso existen subtipos de cada uno de los trastornos con sus propias características. Recuerda que un trastorno de personalidad es algo que es constante, no algo que pasa en un día, por lo que su diagnóstico no es tan sencillo. Si crees padecer uno de estos trastornos, visita a un psiquiatra o un terapeuta para que te guíen en el complejo mar de las enfermedades mentales, porque no son enfermedades fáciles ni de llevar ni de diagnosticar.



Referencias

Britannica, T. Editors of Encyclopaedia (2016, August 5). Mind. Encyclopedia Britannica. https://www.britannica.com/topic/mind

Brüne M. (2016). Borderline Personality Disorder: Why 'fast and furious'?. Evolution, medicine, and public health, 2016(1), 52–66. https://doi.org/10.1093/emph/eow002

Chapman J, Jamil RT, Fleisher C. Borderline Personality Disorder. [Updated 2021 Aug 1]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK430883/

Chasdy, F. (n.d.). Dependent personality disorder: A ... - marquette university. Retrieved September 28, 2021, from https://epublications.marquette.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1023&context=gjcp.

Edens, J. F., Marcus, D. K., & Morey, L. C. (2009). Paranoid personality has a dimensional latent structure: taxometric analyses of community and clinical samples. Journal of abnormal psychology, 118(3), 545–553. https://doi.org/10.1037/a0016313

Ekselius L. (2018). Personality disorder: a disease in disguise. Upsala journal of medical sciences, 123(4), 194–204. https://doi.org/10.1080/03009734.2018.1526235

Fariba K, Sapra A. Avoidant Personality Disorder. [Updated 2021 Jun 9]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK559325/

Fariba K, Gupta V, Kass E. Personality Disorder. [Updated 2021 Jun 9]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK556058/

Fariba K, Gupta V. Schizoid Personality Disorder. [Updated 2021 Jun 9]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK559234/

Fisher KA, Hany M. Antisocial Personality Disorder. [Updated 2021 May 21]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK546673/

French JH, Shrestha S. Histrionic Personality Disorder. [Updated 2020 Nov 17]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK542325/

Malla, A., Joober, R., & Garcia, A. (2015). "Mental illness is like any other medical illness": a critical examination of the statement and its impact on patient care and society. Journal of psychiatry & neuroscience : JPN, 40(3), 147–150. https://doi.org/10.1503/jpn.150099

Mitra P, Fluyau D. Narcissistic Personality Disorder. [Updated 2021 May 18]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK556001/

Orcutt C. (2018). Schizoid Fantasy: Refuge or Transitional Location?. Clinical social work journal, 46(1), 42–47. https://doi.org/10.1007/s10615-017-0629-2


Rosell, D. R., Futterman, S. E., McMaster, A., & Siever, L. J. (2014). Schizotypal personality disorder: a current review. Current psychiatry reports, 16(7), 452. https://doi.org/10.1007/s11920-014-0452-1



Comments


bottom of page