top of page

Descubre qué quieren los expertos que sepas respecto al cáncer de mama: Parte 2


Revisado el 31 octubre del 2022


La última vez revisamos muchas cosas respecto al cáncer de mama. Hablamos sobre la heredabilidad y la historia familiar, y qué conviene hacer en diferentes casos. Así mismo, analizamos factores de riesgo que pueden predisponer al cáncer de mama, los cuales son importantes porque algunos los podemos controlar. Finalmente, vimos que existen varias patologías de la mama que pueden parecer un cáncer, pero que son benignas. Queda mucho por decir respecto al cáncer de mama. Ahora veremos qué ocurre cuando te dan un diagnóstico de cáncer de mama porque hay mucho que saber.


Sí, fue cáncer, ¿ahora qué?


Recibir la noticia de un cáncer es devastadora. Pero tienes que conocer aún más cosas sobre tu cáncer, ya que el tipo de cáncer que tengas será tu guía para saber tu pronóstico.


  • ¿Es un carcinoma in situ o es invasivo?: Es la primera cosa que quieres saber. Un carcinoma in situ es un cáncer que no se ha expandido, sigue contenido por una estructura celular llamada membrana basal que separa a las células cancerígenas del resto de la mama. Si es invasivo, la membrana basal se habrá roto y las células cancerígenas habrán invadido el tejido conectivo, los ganglios o incluso el músculo pectoral, que se encuentra bajo la mama. Un carcinoma in situ es una mala noticia, pero aun así, en estos casos es la mejor, ya que tiene un pronóstico excelente, con una supervivencia a 5 años de 98% de quien lo padece. Si, por el contrario, es invasivo, dependerá mucho de hasta dónde ha invadido. Si sólo ha invadido la mama, la supervivencia a 10 años es de 87%. Si ha invadido ganglios linfáticos, la supervivencia a 10 años baja al 65%. Si el cáncer ha logrado invadir músculo o piel, la supervivencia ya no es tan buena, es sólo de 40%. Lo peor que puede pasar es que haya invadido a distancia, esto es una noticia devastadora, puesto que sólo 5% sobreviven a 10 años. Por ello es importante que sepas si es in situ o invasivo, ya que te dirá muchísimo sobre qué esperar.


Observa cómo el carcinoma in situ se encuentra confinado, esto lo vuelve de buen pronóstico. Mientras que el cáncer invasivo rompe la membrana celular y empieza a invadir otros lugares.


  • ¿Tiene metástasis a ganglios linfáticos?: Es otra de las preguntas importantes y que tu médico debe explorar. Es mejor un cáncer que sólo está en la mama, a uno que está invadiendo ganglios linfáticos. Es más, es el factor pronóstico más importante.

  • El tamaño del tumor: Un tumor más pequeño siempre es mejor que un tumor grande. Si el tumor es menor a un centímetro se asocia a 90% de supervivencia, mientras que si es mayor de dos centímetros la supervivencia disminuye a 77%.

  • Invasión a piel o músculo: Ya se mencionó arriba, pero vale la pena repetir. Si el cáncer está invadiendo uno de estos órganos es mala señal, ya que la supervivencia baja a 40%.

  • Invasión de vasos sanguíneos: En la mama hay pequeños vasitos llamados capilares, que son los que alimentan a las células. Si las células cancerígenas se meten en los capilares pueden viajar por todo el cuerpo creando una metástasis a distancia, la cual es la peor señal que podemos recibir.

  • Subtipo molecular: Esto es algo más complejo. Se trata de saber qué receptores tienen las células cancerígenas. En su caso importan dos, RE, que es el receptor de estrógenos y HER2, que es un receptor que le dice a la célula que crezca. Estas son las combinaciones que puede haber:

  • RE+ y HER2- es el subtipo más común, 55% de los cánceres de mama pertenecen a este subtipo y el de mejor pronóstico.

  • RE- y HER2+ es un subtipo de mal pronóstico, ya que es capaz de hacer metástasis temprana. No obstante, gracias a nuevos fármacos que bloquean a HER2, un tercio de estos cánceres responden a tratamiento.

  • RE- y HER2- Es parecido al subtipo anterior en que producen metástasis, pero 30% responde bien a tratamiento.

  • Subtipo histológico: ¿Cómo se ve un cáncer de mama? Para nosotras es una horrible bola, pero para un patólogo que lo ve bajo el microscopio hay muchas formas. Algunas de esas formas son de mejor pronóstico y otras de peor pronóstico. Es algo que tu patólogo te informará.


Tu tratamiento es un trabajo de equipo




El tratamiento incluye a muchos médicos y especialistas, no es algo que trate un solo profesional. Vas a tener especialistas en cirugía oncológica, cirugía reconstructiva, patología, genética, oncología y es probable que también necesites apoyo en salud mental porque una noticia de cáncer no es ligera. También vas a tener que ser partícipe yendo a todas tus consultas y dando toda la información necesaria a tus médicos.


Tienes opciones de reconstrucción de seno


Una de las cosas que más preocupan es la pérdida del seno. La mama es diferente a muchos otros órganos del cuerpo, ya que carga con relevancia cultural, social, personal y estética. Para muchas mujeres es parte de su feminidad y su persona. Por lo tanto, perder una mama genera estrés y dolor, no sólo físico sino mental. No obstante, debes saber que tienes opciones de reconstrucción de la mama. Tu equipo médico y tú deben discutir la reconstrucción, ya que es una decisión tuya antes que nadie. Tu equipo médico te debe dar opciones e informarte cuáles van más acorde a tu tratamiento y caso. Lo primero que tienes que conocer es que existen procedimientos inmediatos y tardíos. El inmediato se realiza en la misma cirugía en la que te quitan la mama enferma, mientras que el tardío puede ser meses o años después. Cada uno de estos tipos de cirugía tienen sus pros y sus contras y tu equipo médico te los tiene que informar.


También debes saber que hay muchas técnicas diferentes. En primer lugar, está la reconstrucción aloplástica que es con implantes, por lo general de silicona. En segundo lugar, está la reconstrucción autóloga donde tu cirujano toma un pedazo de piel, grasa y músculo de otra parte del cuerpo para reconstruir tu seno. La reconstrucción autóloga en español se llama técnicas de colgajo, pero a mi parecer suena un poco duro, suena más dulce la palabra inglesa flap así que en adelante las llamaré técnicas de flap. Éstas se puede dividir en las siguientes técnicas:

  • TRAM: En esta técnica se toma piel, grasa del abdomen y un pedazo del músculo recto abdominal (el músculo de los cuadritos).

  • LD: Aquí se toma piel y grasa de la espalda y un pedazo del músculo dorsal ancho, un músculo que abarca casi toda la espalda.

  • TUG: Esta técnica usa piel y grasa del muslo y un pedazo de músculo grácil. Tiene la ventaja que la cicatriz queda escondida entre los muslos y no causa debilidad abdominal ni debilidad en la pierna.

  • Glúteo: Como su nombre lo dice, usa piel y grasa de las nalgas y un pedazo del músculo glúteo.

  • DIEP: Es similar a TRAM, la diferencia es que sólo se toma piel y grasa y no músculo.

Este es un ejemplo de la técnica LD donde se quita grasa, piel y músculo de la espalda para reconstruir el seno.


Es raro en hombres pero no imposible


Muchas veces se cree que el cáncer de mama es único en las mujeres, pero no es así. Los hombres también tienen tejido mamario aunque éste no está desarrollado, no obstante, el tejido está ahí. En hombres es un cáncer extremadamente raro. Cada año en Estados Unidos sólo se detectan 2000 casos. Está asociado con el síndrome de Klinefelter, donde el hombre tiene dos cromosomas X y un cromosoma Y. Por ello el asesoramiento genético puede ser de ayuda. También está asociado al gen BRCA1 y BRCA2. Si tienes muchas familiares con cáncer de mama o si ya sabes que en tu familia corre una variante patológica del gen BRCA1 o BRCA2, un estudio de tus genes como el que se realiza en TrueOnco puede ayudarte a prevenir, ya que te dirá si tu también cargas con la variante patológica de los genes BRCA1 o BRCA2.


Todo va a cambiar

Una vez que recibes el diagnóstico de cáncer, la vida va a dar un giro de 180 grados. Es un diagnóstico que va a sacudir incluso tu percepción de ti misma y puede que todo se sienta incierto. El cáncer no sólo invade tu salud, sino las relaciones personales con tu familia, tus amigos, tu trabajo y contigo misma. Por supuesto, afecta las finanzas y tus decisiones. Yo podría decirte: prepárate. Pero nadie está preparado para eso.


Vas a necesitar un tiempo de duelo


Sí, el cáncer es todo un problema de salud, pero como vimos en el punto anterior, nadie está preparado para lidiar esa batalla. Vas a necesitar darte tiempo de duelo. Desde la negación, en donde no puedes creer que te paso a ti. El enojo, donde no sabes contra qué dirigir tu frustración. Puede que la dirijas contra lo divino, tu familia y a ti misma. La negociación, donde quisierás hacer cambios que muchas veces no puedes realizar o simplemente están fuera de tu control, pero son parte del duelo. La depresión, donde todo parece cerrarse y la visión de túnel muestra que todo está mal. Finalmente, la aceptación, donde vas a empezar a retomar las riendas y te vas a lanzar por todo con el fin de vencer a la enfermedad. No obstante, esto no es fácil y puede que necesites apoyo psicológico, familiar, de amigos e incluso psiquiátrico. Debes preocuparte por tu salud mental.





Preocúpate por tu salud mental


El cáncer trae consigo más que sólo la enfermedad puntual, tiene efectos en la salud mental. Vas a sentir temor y ansiedad y es perfectamente normal. Habrá momentos donde tu corazón palpite a mil por hora, sudes, tiembles, te falte la respiración, tengas náuseas, dolor de cabeza y sientas que te oprimen el pecho. Todo eso es parte de la ansiedad del cuerpo enfrentado temor e inseguridad, un riesgo. El estrés y la ansiedad puede que afecten tus funciones cognitivas, donde la memoria te falle de vez en vez, de repente pierdas el hilo de la conversación, confundas fechas, pierdas objetos o te cueste pensar. No te preocupes de más por ello, es parte del estrés. Acércate a un especialista en salud mental para que te guíe y te acompañe. Finalmente, date un respiro de vez en cuando, lo necesitas.


No estás sola


Dirás: eso qué, no me sirve. “No estás sola” es una frase tan fácil de decir. Pero, recuerda que muchas pasaron por esto, están pasando por esto y pasarán por esto. No es fácil encontrar apoyo cuando los demás no entienden nuestro dolor, por eso intenta acercarte a comunidades que están en el mismo barco que tú. Encontrarás nuevas amigas y la sabiduría y experiencia de otras personas que se enfrentan a la misma bestia que tú. Ninguna experiencia es igual, pero su apoyo puede ser esperanzador. Pregunta en tu hospital si hay grupos, o intenta buscar grupos online para que tengas el apoyo y también lo brindes a personas que sufren tu misma enfermedad.




Referencias


Cancer.Net Editorial Board. (2021, February 24). Breast cancer - statistics. Cancer.Net. Retrieved October 20, 2021, from https://www.cancer.net/cancer-types/breast-cancer/statistics.


De Silva, S., Tennekoon, K. H., & Karunanayake, E. H. (2019). Overview of the genetic basis toward early detection of breast cancer. Breast cancer (Dove Medical Press), 11, 71–80. https://doi.org/10.2147/BCTT.S185870


Instituto Nacional de Salud Pública. (2020, August 26). Cáncer de Mama, Una prioridad para la Salud de las mexicanas. Instituto Nacional de Salud Pública. Retrieved October 20, 2021, from https://www.insp.mx/avisos/5090-octubre-cancer-mama-19.html.


Kumar V. Robbins y Cotran Patología estructural y funcional. España: Elsevier; 2015.


Marie Ennis-O'ConnorA Stanford Medicine X e-Patient scholar, M., & Ennis-O'Connor, M. (2019, October 21). Ten things I wish I had known when I was diagnosed with breast cancer. Patient Empowerment Network. Retrieved October 20, 2021, from https://powerfulpatients.org/2019/10/21/ten-things-i-wish-i-had-known-when-i-was-diagnosed-with-breast-cancer/.


Marshall, S., Poinier, A. C., Romito, K., Stewart , D. A., & Dominici, L. S. (2020, April 29). Tissue flap surgery for breast reconstruction. HealthLink BC. Retrieved October 20, 2021, from https://www.healthlinkbc.ca/health-topics/tb1916.


Momenimovahed, Z., & Salehiniya, H. (2019). Epidemiological characteristics of and risk factors for breast cancer in the world. Breast cancer (Dove Medical Press), 11, 151–164. https://doi.org/10.2147/BCTT.S176070


Nazari, S. S., & Mukherjee, P. (2018). An overview of mammographic density and its association with breast cancer. Breast cancer (Tokyo, Japan), 25(3), 259–267. https://doi.org/10.1007/s12282-018-0857-5


Oeffinger KC, Fontham ETH, Etzioni R, et al. Breast Cancer Screening for Women at Average Risk 2015 Guideline Update From the American Cancer Society. JAMA. 2015;314(15):1599-1614.


Reeves RA, Kaufman T. Mammography. [Updated 2021 Jul 31]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK559310/


Somogyi, R. B., Ziolkowski, N., Osman, F., Ginty, A., & Brown, M. (2018). Breast reconstruction: Updated overview for primary care physicians. Canadian family physician Medecin de famille canadien, 64(6), 424–432.


Unknown. (2001). Breast Reconstuction Latissimus Dorsi Illustration. National Cancer Institute Visuals Online . NIH. Retrieved November 1, 2021, from https://visualsonline.cancer.gov/details.cfm?imageid=1798.



Commentaires


bottom of page