Descubre lo Que ocurre en el cuerpo durante una alergia



Con miles de proteínas y alérgenos en el mundo, hay una gran posibilidad de que tengas alergia a algo. Se calcula que alrededor del 8% de la población tiene alguna alergia. Otro cálculo estipula que 1 de cada 4 personas tienen alergia a alguna sustancia. Así que tal vez eres alérgico a algo y ni lo sabes. Algunas alergias ocurren sólo en la infancia y con el tiempo se quitan, en otras ocasiones puedes volverte alérgico a algo que antes no te causaba problemas, y en otras tantas instancias, la alergia te acompaña toda tu vida. Las alergias son un defecto del sistema inmune, el sistema del cuerpo que te protege. En las alergias, el sistema inmune tiene un error y decide atacar a algo que en realidad es inocuo o inofensivo para el cuerpo. Las alergias son en realidad lo que en medicina se llama una reacción de hipersensibilidad. En lo que la gente piensa típicamente cuando escucha la palabra “alergia”, es en las reacciones de hipersensibilidad 1, que son donde la gente se hincha, lagrimea, tiene moquitos y le salen ronchas; esas son las alergias. Sin embargo, existen 4 grandes grupos de hipersensibilidad, pero los otros 3 grupos causan en realidad otro tipo de enfermedades autoinmunes. Para celebrar el Día Mundial de la Alergia, que si no recuerdas de hace un año, es el 8 de julio, veamos cómo son las reacciones de hipersensibilidad tipo 1 y por qué existen las alergias.


Las reacciones de hipersensibilidad tipo 1


Las reacciones de hipersensibilidad tipo 1 son lo que las personas por lo general piensan en relación a las alergias. Son las que causan que la gente llore y moquee (esto en realidad se conoce como rinitis alérgica).También pueden causar que a la piel le salgan ronchas, mejor conocido como eczema. La hipersensibilidad 1 también es la que sale en las películas donde la persona tiene dificultades o deja de respirar. Esto es una reacción anafiláctica donde se cierran las vías aéreas y se cae la presión de la sangre. Otras reacciones de hipersensibilidad tipo 1, que tal vez no conozcas, son la gastroenteropatía, que causa diarrea no infecciosa, y el asma.


Las reacciones de hipersensibilidad tipo 1 ocurren gracias a 5 células. La historia es la siguiente: en el cuerpo existen unas células llamadas linfocitos T CD4. Estos linfocitos son los generales del sistema inmune y son los que deciden qué atacar. Estos linfocitos necesitan ayuda de unas células llamadas células dendríticas, porque ellos no son la mejor patrulla. Las células dendríticas, en cambio, patrullan todo el cuerpo en busca de cualquier cosa que pueda ser peligrosa, pero no toman decisiones. Lo que encuentran se lo llevan y se lo muestran al linfocito T CD4. Si recuerdas algún otro blog sobre inmunidad, la célula dendrítica muestra lo que se encontró sobre una molécula llamada MHC 2. Cuando la célula dendrítica muestra lo que se encontró, el linfocito T decide si es un peligro o no. Por lo general, con un alérgeno como polen o comida, el linfocito T diría que no hay problema, pero un fallo puede ocasionar que el linfocito T CD4 se preocupe. El siguiente problema viene cuando un linfocito B va y le muestra a ese mismo linfocito T CD4, ya preocupado, la misma molécula. En ese momento el linfocito T CD4 se asusta y decide montar un ataque.


Las células dendríticas tienen algo similar a tentáculos para poder mostrar muchas cosas a muchos linfocitos.


Los linfocitos B son las células del cuerpo capaces de hacer anticuerpos. No obstante, para poder hacerlos bien, necesita permiso de su general, el linfocito T CD4. El linfocito TCD4 asustado, le da luz verde al linfocito B para que haga anticuerpos contra ese alérgeno. Los anticuerpos son moléculas ESPECÍFICAS, que significa que solamente se unen con una cosa. Por ejemplo, un anticuerpo contra varicela sólo se une al virus de la varicela. En este caso, el anticuerpo sólo se unirá al alérgeno que lo haya creado. Los linfocitos B pueden hacer varios tipos de anticuerpos. Pueden hacer anticuerpos IgD, que es el anticuerpo que hacen los linfocitos B bebé y en realidad no sirven para pelear, más bien sirven para comunicar. Otra clase son los anticuerpos IgM, que son los primeros anticuerpos que se hacen en una infección. Luego están los anticuerpos IgG, que son los mejores anticuerpos y los que se llaman anticuerpos de memoria, son los anticuerpos que se producen para combatir infecciones que ya has combatido y no te vuelvas a enfermar del mismo patógeno. La siguiente clase de anticuerpos se llama IgA y se producen especialmente para el moco (porque el moco tiene un rol de protección en el cuerpo). Finalmente, están los anticuerpos IgE, que bueno, se esfuerzan. Los anticuerpos IgE siguen siendo un poco misteriosos en cuál es su función en el cuerpo. Se cree que son anticuerpos especiales para pelear contra parásitos, que son organismos más complejos que una bacteria o virus porque son más similares a las células humanas. Otra teoría es que tienen un rol en la protección contra el cáncer y se unen a células cancerígenas para marcarlas para su destrucción. Sin embargo, los anticuerpos IgE muchas veces terminan siendo la causa de la alergia.



La función de los anticuerpos es marcar a patógenos que deben ser destruidos.


Cuando el linfocito B recibe la indicación de hacer anticuerpos, los anticuerpos que produce frente a un alérgeno son de clase IgE. Es aquí donde aparecen nuestras últimas dos células culpables. Los mastocitos y los basófilos. La gran diferencia entre ambas células es que los mastocitos son inmóviles y se quedan en su lugar, mientras que los basófilos son aventureros y viajan por la sangre. Estas dos células tienen muchos receptores para IgE. Cuando el linfocito B hace IgE, los mastocitos y los basófilos lo atrapan y se lo cuelgan de adorno. La siguiente vez que el alérgeno entre a tu cuerpo, se unirá al anticuerpo IgE que cuelga de los mastocitos y basófilos. Al unirse el alérgeno con el anticuerpo, éste causa que el mastocito y basófilo se activen liberando factores inflamatorios.


La anafilaxia es la forma más grave de una reacción de hipersensibilidad tipo 1. En la anafilaxia ocurre la misma historia, sólo que los mastocitos y basófilos se pasan de la raya. En vez de liberar algunas sustancias inflamatorias, liberan un cañonazo de inflamación. Liberan tantas sustancias, que causan que las vías aéreas se cierren. Las vías aéreas tienen músculo, no el mismo que te permite moverte, que se llama músculo esquelético, sino que tienen músculo liso, que en realidad no podemos controlar. El cañonazo de inflamación causa que el músculo liso se contraiga de golpe y colapse las vías aéreas impidiendo que pase el aire a los pulmones. Por otro lado, la inflamación causa algo que se llama vasodilatación, que es cuando los vasos sanguíneos se extienden y se vuelven más anchos. El problema de demasiada vasodilatación es que puede causar que se pierda la presión arterial y la sangre deje de moverse por el cuerpo. Esto se llama shock anafiláctico o hipotensivo por la falta de presión arterial y es toda una emergencia. La buena noticia es que el tratamiento de la anafilaxia es simple. Con una inyección de epinefrina se revierten, en la mayoría de los casos, todos los problemas causados por la activación de los mastocitos y los basófilos.



Referencias


Abbas M, Moussa M, Akel H. Type I Hypersensitivity Reaction. [Updated 2021 Jul 21]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK560561/


McLendon K, Sternard BT. Anaphylaxis. [Updated 2022 May 15]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482124/


Grayson , M. (2022, April). AAFA. Asthma and Allergy Foundation of America. Retrieved July 4, 2022, from https://www.aafa.org/allergy-facts/


NHS. (2018, November 22). Allergies . NHS choices. Retrieved July 4, 2022, from https://www.nhs.uk/conditions/allergies/


Baldo, B. A., & Pham, N. H. (2013). Mechanisms of Hypersensitivity. Drug Allergy: Clinical Aspects, Diagnosis, Mechanisms, Structure-Activity Relationships, 37–90. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-7261-2_3



6 views0 comments