Qué es el Cáncer: Explorando la Enfermedad

Updated: Jun 29

En México, según el INEGI, la tercera causa de muerte son los tumores malignos, en otras palabras el cáncer. Pero ¿Qué es el cáncer? ¿Qué diferencia existe entre el maligno y el benigno? ¿Por qué se desarrolla el cáncer? Por ello exploremos esta enfermedad o mejor dicho colección de enfermedades para entender mejor esta patología.





Primero hablemos de su nomenclatura porque es posible que un médico te haya bombardeado con ella o simplemente por curiosidad la hayas leído o escuchado. Por ejemplo, habrás escuchado las palabras neoplasia, tumor, cáncer, benigno, maligno y otras palabras mucho más raras. Empecemos por el término neoplasia. Una neoplasia significa crecimiento nuevo pero en el idioma médico neoplasia significa mucho más. Para un médico una neoplasia significa un crecimiento excesivo y desordenado de las células a causa de alteraciones genéticas. En otras palabras, una célula muta y empieza a hacer muchos clones todos con la mutación. Ahora bien, qué es un tumor y la respuesta es que un tumor es exactamente lo mismo que una neoplasia, el término en su origen venía de tumefacción que es el aumento del volumen de una parte del cuerpo a causa de la inflamación pero hoy en día tumor y neoplasia son exactamente lo mismo.


Otros dos términos que con frecuencia se utilizan son benigno y maligno. Cuando escuchamos benigno entendemos que es un tumor bueno, que no es mortal y hasta cierto punto es cierto pero no al 100%. Benigno quiere decir que el aspecto del tumor macroscópicamente y microscópicamente es inocente es decir que el tumor se queda localizado sin propagarse hacia otros lugares y que se puede remover con una cirugía pero eso no quita que no vaya acompañado de morbilidades añadidas que perjudiquen la salud. Por ejemplo, un tumor en el cerebro puede ser benigno pero si aplasta al cerebro sano es un grave problema, incluso mortal. Por otro lado está el tumor maligno y aquí entra el otro término que teníamos que descifrar: cáncer. Todos los tumores malignos en conjunto se llaman cáncer. Por lo tanto el tumor maligno es igual que el cáncer. Tal vez te preguntes porque utilizan el término cáncer, que acaso el cáncer no es un cangrejo. Utilizaron ese término porque los cangrejos tienden a adherirse obstinadamente a la zona donde se asientan al igual que el cáncer. Un tumor maligno son aquellos que invaden estructuras cercanas y pueden propagarse lejos de su origen y es difícil quitarlos completamente del cuerpo de ahí su nombre.


Finalmente, veamos un último término que se utiliza que es la metástasis. La metástasis es la habilidad que tiene un tumor de propagarse a sitios alejados de su punto de origen. Se puede pensar como una infección donde un órgano con cáncer contagia a otro. Si regresamos a los términos benigno y maligno, nos daremos cuenta que la metástasis aplica solo para los tumores malignos porque el benigno se queda localizado en un solo lugar.





Ahora que hemos visto algunos de los términos más comunes en relación al cáncer veamos por qué se desarrolla esta colección de enfermedades. La realidad es que el origen de la enfermedad es incierto y usualmente no se le puede contribuir a una sola cosa. Por lo tanto hablamos de una enfermedad multifactorial donde muchos factores llevan al desarrollo de la enfermedad. Puedes pensarlo como talar un árbol un solo hachazo no lo va a tirar pero si empiezas a dar muchos hachazos sin duda va a caer. Cuando una persona junta muchos factores de riesgo su probabilidad de desarrollar cáncer crece. Así que veamos algunos de los factores que llevan al desarrollo del cáncer.


Empecemos por factores ambientales. Los factores ambientales son aquellos factores externos que tienen un impacto en nuestra salud y en este caso en aumentar la probabilidad del desarrollo de un tumor maligno. El primer factor ambiental a analizar son los agentes infecciosos, se cree que 15% de todos los cánceres se desarrollan a causa de un agente infeccioso por ejemplo el virus del papiloma humano aumenta el riesgo de cáncer cervicouterino y todo por llevar practicas sxuales sin protección y no vacunarse contra el VPH. El consumo de cigarrillos es otro factor importante, es el factor ambiental que más contribuye a la mortalidad prematura. El excesivo consumo de alcohol es otro factor ambiental que provoca cáncer sobre todo de hígado. La obesidad aumenta el riesgo de cáncer en un 57% a comparación de una persona delgada. En las mujeres la historia reproductiva es un factor importante que puede ser protector, llevar un hijo o hija a término y amamantar disminuye el riesgo de cáncer de mama, el cáncer más común en las mujeres.





El siguiente factor a discutir es la edad. A nadie le gusta envejecer pero es algo que termina pasando y es algo que no podemos modificar. Con los años nuestras células envejecen con nosotros y sus mecanismos reguladores empiezan a ser más flojos y puede que en algún momento una célula se salga de línea y empiece a reproducirse sin control. La edad también afecta al sistema inmune, tal vez creas que el sistema inmune solo te protege de microbios externos pero no. El sistema inmune protege de células cancerosas, los linfocitos buscan células que se vuelven cancerosas y las eliminan evitando que se vuelvan un tumor. Sin embargo, con la edad el sistema inmune cae y hay menos células inmunitarias y son menos efectivas así que hay mayor riesgo de que una celulita se salga de control.


Finalmente están los factores genéticos. Nuestros genes ocultan una gran cantidad de información, en realidad tienen toda la información y en ellos podemos encontrar algunos que causan predisposición al cáncer. Por ello podemos hablar de protooncogenes, oncogenes y oncoproteinas. Los protooncogenes son genes que todos tenemos y se encargan de que las células se multipliquen, cuando fallan hablamos de un oncogen y en ese caso el gen hace que las células se sigan multiplicando aún cuando no deban hacerlo esto porque el gen defectuoso hace oncoproteínas que mantienen activada las señales de multiplicación. Puedes imaginarlo como un grifo de agua, se puede cerrar y abrir dependiendo las necesidades pero cuando se vuelve en una oncogen la llave se queda abierta y el agua empieza a desbordarse. Entonces cuando falla un protooncogen terminamos con un oncogen que hace que las células no dejen de multiplicarse.No obstante, el cuerpo es muy inteligente y tiene un freno de mano en la forma de genes inhibidores del crecimiento que pueden parar la multiplicación celular. No obstante, estos también pueden fallar. Tenemos dos copias de cada gen inhibidor y si ambas fallan no hay quien pare a las células en su multiplicación descontrolada.



Hoy en día conocemos muchos oncogenes y muchos genes inhibidores del crecimiento celular. Con medicina genómica podemos encontrar si algunos de estos genes se encuentran mutados y con ello el paciente puede saber que tiene riesgo de cáncer y tomar las medidas necesarias junto con su médico de cabecera. En Nanolab hemos desarrollado la prueba Trueoncotest, que detecta alteraciones genéticas con las que podemos saber certeramente que se desarrollará un tumor. Este estudio proporciona al paciente tiempo e información valiosa para conocer cuál es su mejor opción clínica.





Referencias

Juntos contra el cáncer. (n.d.). PANORAMA DEL CÁNCER EN MÉXICO. Juntos Contra el Cáncer. https://juntoscontraelcancer.mx/panorama-del-cancer-en-mexico/.

Kumar V. Robbins y Cotran Patología estructural y funcional. España: Elsevier; 2015.

Shamah-Levy T, Vielma-Orozco E, Heredia-Hernández O, Romero-Martínez M, Mojica-Cuevas J, Cuevas-Nasu L, Santaella-Castell JA, Rivera-Dommarco J. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018-19: Resultados Nacionales. Cuernavaca, México: Instituto Nacional de Salud Pública, 2020.



18 views0 comments