top of page

20 enfermedades que pudieron inspirar a las criaturas de Halloween


Familia con disfraces de Halloween

El día más terrorífico del año está sobre nosotros. Aunque muchos consideran que Halloween es una fiesta estadounidense, en realidad, es una mezcla de celebraciones paganas, festivales celtas y la iglesia cristiana. Podría considerarse una fiesta similar al Día de Muertos, que es una mezcla de celebraciones mexicas, que sin duda los españoles veían como paganas, y adaptaciones españolas. Puedes leer un poco sobre esta mezcla de culturas en el blog acerca del altar de muertos y sus valores nutricionales. Para esta ocasión veamos 20 enfermedades que pudieron inspirar a las criaturas de Halloween. Veremos condiciones que han alimentado la imaginación y pueden ser parte de las invenciones de seres desde mitológicos hasta monstruos clásicos de Halloween.

  • Vampiros y porfiria: Una hipótesis que explica a los vampiros es la enfermedad metabólica denominada porfiria. La porfiria es un grupo de enfermedades genéticas, donde falla alguna enzima productora del grupo hemo. El hemo es una parte de la hemoglobina, que es la proteína que carga oxígeno y hace que la sangre sea roja. Algunos de los síntomas de esta enfermedad son la intolerancia a la luz solar por causar ampollas en la piel y orina roja, necesidad de transfusiones, dolor abdominal, cambios en los dientes y alteraciones mentales, como la psicosis. Incluso hay quien dice que antes de las transfusiones, las personas debían consumir sangre como tratamiento.

  • Sirenas y sirenomelia: Popularizadas por cuentos, películas y nuestra curiosidad por el mar, las sirenas provienen de la sirena griega, que en la mitología se trataba de un ser mitad ave, mitad mujer. Para la Edad Media, pasó a ser mujer y pez. La sirenomelia es un defecto congénito, donde un feto no desarrolla los miembros inferiores o quedan pegados por una membrana. Este defecto causa que el bebé parezca tener una cola de sirena. Es una afección muy grave que se considera incompatible con la vida. Se cree que es causada por una mala formación de los vasos sanguíneos, que no llevan sangre a las piernas y por falta de nutrientes, éstas no se forman.

  • Posesiones y epilepsia: La epilepsia es un grupo de enfermedades neurológicas, que causan que las neuronas se activen de manera desordenada. Existen diferentes tipos de convulsiones, pero las que eran reconocidas como posesiones se clasifican como grand mal. Son convulsiones generales y vistosas, en las cuales el cuerpo se sacude incontrolablemente. Durante milenios se mantuvo la creencia de que la epilepsia era causada por demonios poseyendo el cuerpo.

  • Cíclopes y ciclopía: Los cíclopes son seres gigantes de un solo ojo. Se cree que los griegos los inventaron al observar fósiles de elefantes, cuya apertura nasal, lugar donde iba la trompa, era gigante y daba la apariencia de un solo ojo enorme. Los cíclopes también pueden tener su origen en la ciclopía, un defecto congénito, donde la persona o animal solamente posee un ojo central. Ocurre por una falla en la formación del prosencéfalo, una parte del cerebro del feto. Es una anomalía incompatible con la vida.


Niña con disfraz de sirena en la playa

  • Hombres lobo e hipertricosis: Otra criatura del folclore europeo. La hipertricosis, también conocida como el síndrome del hombre lobo, causa aparición masiva de vello, llegando a estar incluso en las palmas de las manos o codos. En realidad, no es una sola enfermedad y llamarla síndrome sería incorrecto. Es un síntoma de muchos síndromes verdaderos causados por enfermedades genéticas. Algunos casos son paraneoplásicos, ocasionados por un tumor.

  • Momias y momificación: Las momias sí existen, pero no suelen andar caminando. La momificación es un término de la medicina legal, que hace referencia a un tipo de descomposición especial. La descomposición es un proceso en el que las bacterias e insectos destruyen los tejidos. Sin embargo, el clima árido, la presencia de ventilación, espacios cerrados y la pérdida de agua en los tejidos facilita que las bacterias mueran, los insectos no se acerquen y se preserven los tejidos, en lugar de ser destruidos, formando una momia.

  • Gigantes y gigantismo: Aunque en algunas historias los gigantes llegan a ser del tamaño de montañas, el gigantismo en humanos es más cercano a los 2 metros y medio. El gigantismo es causado por un tumor en el cerebro ubicado en la glándula hipófisis. Esta glándula produce muchas hormonas y una de ellas es la hormona del crecimiento. Un tumor en la hipófisis puede secretar cantidades altas de esta hormona y hacer que los huesos se extiendan. Esta condición únicamente sucede en niños y adolescentes, ya que sus huesos aún no se han sellado. Los huesos contienen la placa epifisaria, que es la que nos permite crecer. En la adultez desaparece y el hueso no puede crecer en altura.

  • Ogros y acromegalia: Es popular el reporte de que Shrek, el ogro, está basado en un luchador que sufría de acromegalia. La acromegalia, se podría decir, es el gigantismo de los adultos. Es causado por el mismo tipo de tumor en la hipófisis. Sin embargo, dado que el hueso carece de la placa epifisaria porque está sellada, los huesos no crecen en altura, pero sí en volumen. La acromegalia causa mandíbulas prominentes, manos y pies agrandados, frentes anchas y genera caras que se describen como toscas.


Mujer y niño disfrazados de momia

  • Zombi y rabia: En los humanos no existen zombis, pero en el mundo de los insectos sí y son parásitos que hacen funcionar al sistema nervioso, aunque el insecto esté muerto. Sin embargo, la rabia es una enfermedad infecciosa que puede simular a un zombi en el sentido de que se transmite por mordeduras y causa agresión hacia otros. La rabia es un virus que desea llegar al cerebro. Para ello, viaja por los nervios del cuerpo. Dependiendo del lugar de la mordida, es el tiempo en presentar síntomas y volverse violento. Una mordida en el pie tarda mucho más tiempo en afectar que una mordida en la cara. La rabia es tratable mientras no se presenten síntomas, así que si te muerde un animal, lo mejor es acudir a un centro de salud.

  • Muerto viviente y S. pyogenes: Otra enfermedad que te puede recordar a un zombi es la infección come carne causada por la bacteria estreptococo pyogenes. Esta es una bacteria bastante ubicua (que puede estar en cualquier lugar) que vive en la piel y conocida por infectar las gargantas de los niños. Sin embargo, ciertas cepas y personas desarrollan la infección come carne, donde la bacteria genera necrosis. La necrosis es la muerte del tejido. La persona infectada tiene piel y músculo muerto, que se aprecian de un tono verde, negro y morado e incluso se pueden comenzar a separar del resto del cuerpo, lo que recuerda a un zombi.

  • Quimeras y quimerismo: La quimera era un animal mitológico, parte león, parte cabra y su cola era una serpiente. Sin duda, no existe, pero el quimerismo sí. Una quimera humana es una condición genética, donde un gemelo absorbe al otro durante su formación y se forma una persona con dos ADN diferentes. No creas que se absorbe toda una persona, esto ocurre cuando se es un cigoto, no más que una pelotita de unas cuantas células.

  • Cerbero, monstruos de tres cabezas y siameses: Al humano le ha fascinado la idea de monstruos de tres cabezas o animales fantásticos que comparten un solo cuerpo. Lo más cercano a ellos son los siameses. Los gemelos idénticos se forman cuando un solo cigoto se parte en dos y se forman dos poblaciones celulares iguales, pero separadas. Los siameses se forman de manera similar, pero, en su caso, ocurre un error celular y se forma una estructura denominada disco embrionario, que parte al cigoto en dos, sin embargo, no lo separa. Así que se forman dos individuos unidos entre sí.

Cerbero, el perro de tres cabezas

  • Frankenstein y trasplantes: El monstruo de Frankenstein es el resultado de unir partes de cadáveres y reanimarlas. Con los trasplantes podemos lograr cosas similares. Muchas patologías son curables con trasplantes y existen diferentes tipos. El humano puede trasplantarse órganos a sí mismo, como piel o médula ósea. Es posible trasplantar ciertos órganos de una persona viva a otra. Finalmente, existen los trasplantes cadavéricos, de un muerto a alguien vivo. Mientras las células no mueran, si se conectan a la sangre de alguien vivo continúan funcionando. Entre los trasplantes cadavéricos más comunes está el de hueso, córnea y riñón.

  • Jinete sin cabeza y anencefalia: Otra figura folclórica del medioevo, hoy sigue siendo una criatura de Halloween popular. Aunque puedes pensar que sin cabeza no es posible vivir, hasta cierto punto sí se puede. Por ejemplo, Mike, el pollo sin cabeza, sobrevivió más de un año después de ser decapitado. Esto gracias a que su tallo cerebral sobrevivió. El cerebro tiene muchas partes, el tallo cerebral es la más antigua de todas y se encarga de las tareas más básicas y, tal vez, más importantes, como “decirle” a los pulmones que respiren. En humanos, la anencefalia es una malformación del cráneo, donde no se forma y falta casi todo el cerebro. Esta condición es ocasionada por no consumir vitamina B9 durante el embarazo, lo que genera una falla en el desarrollo del tubo neural, que con el tiempo establece los ejes del cuerpo. Por supuesto, es una condición no compatible con la vida.

  • Fantasmas, alucinaciones, ilusiones y delusión: La creencia sobre fantasmas abarca todo el mundo. Si prendes la televisión, seguro encuentras algún programa de cazadores de fantasmas. En su mayoría son causados por una delusión y una ilusión. Las ilusiones son similares a las alucinaciones en que nos hacen percibir, en algún sentido, algo que no está ahí, pero se diferencian de una alucinación por el hecho de que existe un estímulo real. Por ejemplo, poner ciertos sonidos, la brisa o una luz, pueden crear una ilusión. El siguiente componente es una delusión, que es cuando se cree algo, aunque se sabe que va en contra de la lógica y la razón. Juntas, la ilusión y delusión pueden hacer que veamos, escuchemos o sintamos la presencia de un fantasma.

  • Mare y terror nocturno: El sueño, como cualquier proceso fisiológico de nuestro cuerpo, puede presentar patologías. Los sueños son una compleja formación de diferentes partes del cerebro. Por ejemplo, la parte occipitoparietal nos permite soñar caras, y la temporal, sonidos y memorias. El Mare es una criatura mitológica del norte de Europa. Es un demonio que se sienta sobre el pecho de su víctima y la hace tener pesadillas. Sin embargo, es más similar a un terror nocturno. Los terrores nocturnos son una patología del sueño, donde la persona no se puede despertar, no identifica que está soñando y cuando despierta está en completo pánico. Estos pacientes suelen referir que algo se les sube al pecho, similar al Mare.


Perro disfrazado de fantasma sosteniendo una calabaza

  • Brujas y conocimiento: Aunque las brujas se suelen pensar como una entidad medieval, en realidad, son más un producto del renacimiento, donde cualquiera que se opusiera a la iglesia o al gobierno era un hereje. Sin embargo, ciertas brujas se considera que son producto de la imaginación, el poco entendimiento y alguien inteligente. Aglaonice fue la primera astrónoma y vivió en la antigua Grecia. Se le conocía como una bruja capaz de controlar la luna y hacerla desaparecer. En realidad, solamente sabía sus fases y podía decir cuál estaría en el cielo nocturno; cuando era luna nueva le gustaba divertirse diciendo que iba a borrar la luna del cielo.

  • Hadas y el síndrome de Williams: No todo en Halloween es terrorífico, hay niños y niñas que quieren caracterizarse de algo tierno y un hada siempre es buena opción; tiernas y controlan magia, qué más se puede pedir. No hay hadas, pero sí un síndrome que pudo inspirarlas y que algunos llaman síndrome del hada, aunque su verdadero nombre es síndrome de Williams. Los niños con este síndrome pierden un pedacito del cromosoma 7. Se caracterizan por ser amables, extrovertidos, cariñosos y juguetones. Además, ciertas características del cuerpo recuerdan a un hada. Se dice que tienen cara élfica, por tener dientes pequeños, orejas largas, mandíbula fina, pómulos grandes, ojos de color claro y ojos en estrella, ya que su iris tiene la forma de una estrella.

  • El Dr. Jekyll y el señor Hyde y enfermedades mentales: El Dr. Jekyll y el señor Hyde es la historia de un hombre con dos personalidades distintas, una buena y una mala, y sin duda no es la única en utilizar este concepto. Muchos apuntan a que se trata de trastorno bipolar o personalidad disociativa, pero, en realidad, es una mezcla de varias enfermedades mentales. El trastorno bipolar causa que una persona sufra manía, que es cuando se siente invencible, y después, depresión. La personalidad limítrofe causa que una persona valore mucho a alguien o lo deteste, no hay términos medios, puede pasar del amor al odio fácilmente, ya que su mente no distingue grises o matices, solamente blanco y negro. O incluso la personalidad narcisista, donde la persona puede tener arranques de ira cuando no es valorada como él mismo piensa que debe de ser.

  • Cualquier criatura con cuernos y cuerno cutáneo: Varias criaturas de Halloween pueden tener cuernos, diablos, unicornios, monstruos. Los humanos pueden tener cuernos, literal. Un cuerno suele ser una estructura hecha de queratina. La queratina es una proteína del cuerpo, la puedes ver y sentir en la piel, el cabello y las uñas. Diferentes cantidades y estados, dan diferentes texturas. Los cuernos cutáneos ocurren cuando la piel recibe un daño y desarrolla una cicatriz con hiperqueratosis (demasiada queratina). El daño habitualmente es por exposición continua al sol y sale por lo general en la cara o cuero cabelludo. La mayoría son benignos, pero ciertos cánceres de piel pueden formar cuernos malignos.


Niña disfrazada de hada

Referencias


Cox A. M. (1995). Porphyria and vampirism: another myth in the making. Postgraduate medical journal, 71(841), 643–644. https://doi.org/10.1136/pgmj.71.841.643-a


Gounden V, Jialal I. Acute Porphyria. [Updated 2023 Jul 17]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK537352/


Samal, S. K., & Rathod, S. (2015). Sirenomelia: The mermaid syndrome: Report of two cases. Journal of natural science, biology, and medicine, 6(1), 264–266. https://doi.org/10.4103/0976-9668.149227


Kaculini, C. M., Tate-Looney, A. J., & Seifi, A. (2021). The History of Epilepsy: From Ancient Mystery to Modern Misconception. Cureus, 13(3), e13953. https://doi.org/10.7759/cureus.13953


Sharma, D., Yadav, J., & Garg, E. (2014). Cyclopia syndrome. BMJ case reports, 2014, bcr2014203535. https://doi.org/10.1136/bcr-2014-203535


Saleh D, Yarrarapu SNS, Cook C. Hypertrichosis. [Updated 2023 Aug 16]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK534854/


Ceciliason, A. S., Käll, B., & Sandler, H. (2023). Mummification in a forensic context: an observational study of taphonomic changes and the post-mortem interval in an indoor setting. International journal of legal medicine, 137(4), 1077–1088. https://doi.org/10.1007/s00414-023-02986-3


Bello MO, Garla VV. Gigantism and Acromegaly. [Updated 2023 Mar 20]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK538261/


Adigun OO, Nguyen M, Fox TJ, et al. Acromegaly. [Updated 2023 Feb 2]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK431086/


Stevens DL, Bryant AE. Severe Streptococcus pyogenes Infections. 2022 Sep 7 [Updated 2022 Oct 4]. In: Ferretti JJ, Stevens DL, Fischetti VA, editors. Streptococcus pyogenes: Basic Biology to Clinical Manifestations [Internet]. 2nd edition. Oklahoma City (OK): University of Oklahoma Health Sciences Center; 2022 Oct 8. Chapter 24. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK587112/


Koury R, Warrington SJ. Rabies. [Updated 2022 Oct 31]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK448076/

Madan K. (2020). Natural human chimeras: A review. European journal of medical genetics, 63(9), 103971. https://doi.org/10.1016/j.ejmg.2020.103971


Afzal AR, Montero FJ. Conjoined Twins. [Updated 2023 Aug 8]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK560839/#


Bezinover, D., & Saner, F. (2019). Organ transplantation in the modern era. BMC anesthesiology, 19(1), 32. https://doi.org/10.1186/s12871-019-0704-z


Tafuri SM, Lui F. Embryology, Anencephaly. [Updated 2023 May 1]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK545244/


Kasper, B. S., Kasper, E. M., Pauli, E., & Stefan, H. (2010). Phenomenology of hallucinations, illusions, and delusions as part of seizure semiology. Epilepsy & behavior : E&B, 18(1-2), 13–23. https://doi.org/10.1016/j.yebeh.2010.03.006


Lin, X., Han, Y., & Lu, L. (2017). Unraveling the mystery of dreams. Journal of thoracic disease, 9(9), 2732–2735. https://doi.org/10.21037/jtd.2017.07.103


Van Horn NL, Street M. Night Terrors. [Updated 2023 May 29]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK493222/


Wilson M, Carter IB. Williams Syndrome. [Updated 2023 Jun 26]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK544278/


Fariba KA, Gupta V, Kass E. Personality Disorder. [Updated 2023 Apr 17]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK556058/


Copcu, E., Sivrioglu, N., & Culhaci, N. (2004). Cutaneous horns: are these lesions as innocent as they seem to be?. World journal of surgical oncology, 2, 18. https://doi.org/10.1186/1477-7819-2-18


Thiers BH, Strat N, Snyder AN, et al. Cutaneous Horn. [Updated 2023 Mar 7]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK563280/


Latson, J. (2017, June 20). How a real genetic disorder could have inspired fairy tales. Time Magazine . Retrieved October 29, 2023, from https://time.com/4823574/mythology-williams-syndrome/.



Referencias


Cox A. M. (1995). Porphyria and vampirism: another myth in the making. Postgraduate medical journal, 71(841), 643–644. https://doi.org/10.1136/pgmj.71.841.643-a


Gounden V, Jialal I. Acute Porphyria. [Updated 2023 Jul 17]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK537352/


Samal, S. K., & Rathod, S. (2015). Sirenomelia: The mermaid syndrome: Report of two cases. Journal of natural science, biology, and medicine, 6(1), 264–266. https://doi.org/10.4103/0976-9668.149227


Kaculini, C. M., Tate-Looney, A. J., & Seifi, A. (2021). The History of Epilepsy: From Ancient Mystery to Modern Misconception. Cureus, 13(3), e13953. https://doi.org/10.7759/cureus.13953


Sharma, D., Yadav, J., & Garg, E. (2014). Cyclopia syndrome. BMJ case reports, 2014, bcr2014203535. https://doi.org/10.1136/bcr-2014-203535


Saleh D, Yarrarapu SNS, Cook C. Hypertrichosis. [Updated 2023 Aug 16]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK534854/


Ceciliason, A. S., Käll, B., & Sandler, H. (2023). Mummification in a forensic context: an observational study of taphonomic changes and the post-mortem interval in an indoor setting. International journal of legal medicine, 137(4), 1077–1088. https://doi.org/10.1007/s00414-023-02986-3


Bello MO, Garla VV. Gigantism and Acromegaly. [Updated 2023 Mar 20]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK538261/


Adigun OO, Nguyen M, Fox TJ, et al. Acromegaly. [Updated 2023 Feb 2]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK431086/


Stevens DL, Bryant AE. Severe Streptococcus pyogenes Infections. 2022 Sep 7 [Updated 2022 Oct 4]. In: Ferretti JJ, Stevens DL, Fischetti VA, editors. Streptococcus pyogenes: Basic Biology to Clinical Manifestations [Internet]. 2nd edition. Oklahoma City (OK): University of Oklahoma Health Sciences Center; 2022 Oct 8. Chapter 24. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK587112/


Koury R, Warrington SJ. Rabies. [Updated 2022 Oct 31]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK448076/

Madan K. (2020). Natural human chimeras: A review. European journal of medical genetics, 63(9), 103971. https://doi.org/10.1016/j.ejmg.2020.103971


Afzal AR, Montero FJ. Conjoined Twins. [Updated 2023 Aug 8]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK560839/#


Bezinover, D., & Saner, F. (2019). Organ transplantation in the modern era. BMC anesthesiology, 19(1), 32. https://doi.org/10.1186/s12871-019-0704-z


Tafuri SM, Lui F. Embryology, Anencephaly. [Updated 2023 May 1]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK545244/


Kasper, B. S., Kasper, E. M., Pauli, E., & Stefan, H. (2010). Phenomenology of hallucinations, illusions, and delusions as part of seizure semiology. Epilepsy & behavior : E&B, 18(1-2), 13–23. https://doi.org/10.1016/j.yebeh.2010.03.006


Lin, X., Han, Y., & Lu, L. (2017). Unraveling the mystery of dreams. Journal of thoracic disease, 9(9), 2732–2735. https://doi.org/10.21037/jtd.2017.07.103


Van Horn NL, Street M. Night Terrors. [Updated 2023 May 29]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK493222/


Wilson M, Carter IB. Williams Syndrome. [Updated 2023 Jun 26]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK544278/


Fariba KA, Gupta V, Kass E. Personality Disorder. [Updated 2023 Apr 17]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK556058/


Copcu, E., Sivrioglu, N., & Culhaci, N. (2004). Cutaneous horns: are these lesions as innocent as they seem to be?. World journal of surgical oncology, 2, 18. https://doi.org/10.1186/1477-7819-2-18


Thiers BH, Strat N, Snyder AN, et al. Cutaneous Horn. [Updated 2023 Mar 7]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2023 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK563280/


Latson, J. (2017, June 20). How a real genetic disorder could have inspired fairy tales. Time Magazine . Retrieved October 29, 2023, from https://time.com/4823574/mythology-williams-syndrome/.

Comments


bottom of page