La ciencia detrás de la donación de sangre



¡Este 14 de junio es el Día Mundial del Donante de Sangre! La sangre es un líquido vital para la vida en la mayoría de los animales (hay algunos que no tienen sangre, como las medusas). Por lo tanto, una acción muy virtuosa es donar sangre, ya que salva vidas y no requiere mucho esfuerzo, sólo sobrevivir al miedo a las agujas, y tal vez, a ver sangre. La sangre donada se utiliza para muchos tratamientos en el hospital. Se usa en las cirugías, en las urgencias, como lo son los accidentes, para tratar cánceres, durante los nacimientos para las mamás y para el tratamiento de las diferentes anemias (cuando los glóbulos rojos son pocos o no son sanos y cargan poco oxígeno). Se puede escribir mucho sobre la sangre; en medicina hay libros dedicados a ella. En esta ocasión para celebrar a la donación de sangre y al líquido vital de los animales, veamos sobre la tipificación con el objetivo de que entiendas por qué existe sangre tipo A, B, AB u O, y qué ocurre cuando se pone la sangre incorrecta en el cuerpo de una persona. También veremos sobre la sangre “negativa” y “positiva”, por ejemplo, A+ o B-, esto es sobre todo importante para las madres y bebés. Así que comencemos con lo primero que hay que saber: ¿Qué es la sangre?

La sangre es un líquido vital para el funcionamiento de casi todos los animales. En los humanos hay 5 litros de sangre, la cual cumple varias funciones. Su principal función es llevar oxígeno a todo el cuerpo a través de una red de vasos sanguíneos. El oxígeno es necesario para que las células del cuerpo produzcan una molécula llamada ATP. El ATP puedes pensarla como el dinero de las células, si una célula quiere hacer algo, necesita por lo general “pagar” con ATP para llevar a cabo una acción. Por ejemplo, cada vez que un músculo se mueve se usa ATP para que las células musculares se contraigan. No obstante, la sangre tiene otras funciones como llevar anticuerpos para la protección del cuerpo, cargar hormonas, mantener la presión ortostática (esta es la manera en la que el cuerpo mantiene la sangre dentro del vaso sanguíneo), distribuir nutrientes, llevar desechos e incluso tiene proteínas defensivas que hacen agujeros en los organismos extraños, como una bacteria. La sangre también lleva una gran colección de células.

Existen 9 tipos de células en la sangre.


Estas son las células sanguíneas. Abajo se describe cada una de sus funciones.


· Los neutrófilos son las células que producen pus. Son los combatientes del cuerpo. Puedes pensarlos como soldados o policías. Su trabajo es comerse (fagocitar es el término correcto) a microorganismos y destruirlos.

· Los eosinófilos son células que se ven rojas en el microscopio, y como los neutrófilos, son parte de los combatientes. Éstos no comen microorganismos, en su lugar liberan proteínas que matan a las células. Los eosinófilos están especializados en destruir parásitos.

· Los basófilos son células bastante misteriosas. Son la menor población de la sangre, ya que sólo representan del 0-1% de las células sanguíneas. No se sabe muy bien qué hacen.

· Los monocitos son células “bebés” que viajan por la sangre. Cuando deciden salirse de la sangre, los monocitos maduran y se vuelven macrófagos. Los macrófagos también comen microorganismos y se quedan con pedacitos de ellos para mostrar sus victorias.

· Los linfocitos T son los generales del cuerpo. Ellos les dicen a todas las células inmunes qué hacer. Necesitan que los macrófagos les muestren los pedacitos de los microorganismos que vencieron para armar sus planes y poder vencer una infección.

· Los linfocitos B son las células encargadas de hacer anticuerpos.

· Los linfocitos NK son asesinos silenciosos. Cuando encuentran una célula cancerígena o infectada no esperan órdenes y simplemente la matan.

· Las plaquetas en realidad no son células, son pedazos de una célula llamada megacariocito. Su trabajo es parar sangrados.

· Los eritrocitos son las células que llevan el oxígeno y por el hierro que tienen es que la sangre se ve roja. Nuestra historia sobre la tipificación y los grupos sanguíneos se centra en estas células.

Al cuerpo le gusta saber quién está dentro de él y si en realidad debería estar ahí. Por ejemplo, una célula de tu piel sin duda pertenece a tu cuerpo, pero una salmonella no. El cuerpo por lo general reconoce a sus propias células y a las células extrañas a través de una proteína llamada MHC o Complejo Mayor de Histocompatibilidad. Todas tus células tienen un MHC1 que las reconoce como propias. Cualquier célula que no tenga tu MHC será atacada. Sin embargo, el eritrocito no tiene MHC, es de las pocas células que carecen de esta proteína. En su lugar, para ser reconocidas como propias tienen antígenos y en la sangre hay anticuerpos para eliminar a los eritrocitos ajenos. Esto no lo entiendes aún, pero te lo voy a explicar. Un antígeno es cualquier sustancia que puede ser inmunogénica, en otras palabras, que activa una respuesta inmune. Un anticuerpo es una proteína que se une a un antígeno específico. Por ejemplo, un anticuerpo contra el polen sólo se puede unir al polen, no a otra cosa. Cuando los anticuerpos se unen a un antígeno marcan a esa célula, proteína o microorganismo para su destrucción. En la sangre, los eritrocitos tienen 4 opciones: pueden tener antígeno A, antígeno B, tener ambos antígenos (A y B) o no tener ningún antígeno. En la sangre los linfocitos B (recuerda son los que hacen anticuerpos) tienen también 4 opciones: hacer anticuerpos anti-A, hacer anticuerpos anti-B, no hacer ningún anticuerpo o hacer ambos anticuerpos anti A y anti B.

Aquí puedes visualizar el párrafo anterior en una imagen. Ve, por ejemplo, el grupo A. El grupo A tiene antígeno A y anticuerpo anti-B. Por otro lado, el grupo O no tiene antígenos, pero tiene anticuerpos anti-A y anti-B.


Las personas que tienen antígeno A tienen sangre tipo A. Estas personas hacen anticuerpos anti B. Las personas con sangre B tienen el antígeno B y hacen anticuerpos anti-A. Las personas AB tienen los dos antígenos y no hacen ningún anticuerpo. Las personas con sangre O (en realidad es un cero no una O) carecen de antígenos, pero hacen anticuerpos anti-A y Anti-B. Es más fácil verlo con una imagen. Sabiendo sobre estos antígenos y anticuerpos puedes ver qué sangre acepta cada persona. Si una persona es O sólo puede recibir sangre de otra O porque tiene anticuerpos anti-A y Anti-B, así que los glóbulos rojos con antígeno A o B o AB son destruidos por sus anticuerpos. Una persona AB puede recibir sangre de AB, A, B y O porque no tiene ningún anticuerpo. Una persona A puede recibir sangre A y O porque tiene anticuerpos anti-B que destruyen la sangre B y AB. Finalmente, alguien que tiene sangre tipo B puede recibir sangre B y O y destruye la sangre A y AB, por lo que no pueden recibir sangre de estos dos grupos. El receptor universal son las personas AB porque pueden recibir sangre de todos los grupos. Los donadores universales son las personas tipo O ya que su sangre al no tener antígenos no puede ser reconocida por ningún anticuerpo. Esta forma de reconocer sangre es fabulosa porque sólo hay 4 opciones y no millones como con el MHC. Sin embargo, se complica cuando se mete el antígeno Rhesus.

Aquí tienes una tabla de donación de sangre para que veas quién puede recibir qué tipo sangre. Todo tiene que ver con la imagen anterior. Depende que antígeno haya y que anticuerpos tenga la sangre.


El antígeno Rhesus es lo que vuelve a la sangre “positiva” o “negativa” en el sentido de que se llama negativo a aquellos que no tienen el antígeno Rhesus y positivos a aquellos que sí lo tienen. A nivel genético las personas pueden tener genes DD, Dd y dd. Son dos letras o dos alelos (un alelo es una copia de un gen, casi siempre hay dos alelos, uno te lo da tu mamá y otro tu papá); las personas con DD o Dd son positivos y los que tienen dd son negativos. El antígeno Rhesus es parecido a los antígenos A, B, AB y O. Los eritrocitos que tienen genes DD o Dd hacen el antígeno Rhesus y no hacen anticuerpos anti-Rh. Estas personas tienen grupos sanguíneos positivos como A +, B + AB + y O +. Los que son grupos sanguíneos negativos tienen genes dd y no hacen antígeno Rhesus, pero si hacen anticuerpos anti-Rhesus. Otra vez es más fácil visualizarlo con una imagen. Ahora puedes visualizar cómo son las donaciones de sangre. Los grupos sanguíneos positivos pueden recibir sangre de positivos y de negativos porque no tienen anticuerpos para el antígeno Rhesus. Los que tienen grupos sanguíneos negativos sólo pueden recibir sangre de otros negativos porque tienen anticuerpos anti-Rhesus o sangre negativa, por lo que si reciben sangre positiva la destruyen. Así que ahora sabes que el receptor universal es AB +, puede recibir sangre de todos los grupos porque no tiene anticuerpos ni para A, ni para B ni para Rh. Los donadores universales son los O - porque su sangre no tiene ningún antígeno, así que para el sistema inmune son indetectables.


Aquí puedes ver una imagen del antígeno Rhesus. Los grupos positivos tienen el antígeno, expresados en la imagen por "Y" moradas. Los grupos negativos carecen del antígeno, pero si una glóbulo rojo positivo entra al cuerpo de alguien con sangre negativa, la persona hace anticuerpos contra el antígeno Rhesus.


Al principio te dije que el antígeno Rhesus que vuelve a la sangre “positiva” o “negativa” era importante para las mamás y bebés. La importancia radica en una enfermedad llamada eritroblastosis fetalis. En la eritroblastosis fetalis los anticuerpos Rhesus destruyen la sangre del bebé. Esta enfermedad ocurre en mujeres Rhesus negativas, mujeres que no tienen antígeno Rhesus, pero si anticuerpos anti-Rhesus. Todo comienza en un primer embarazo. Si la mamá es Rhesus negativa, pero el bebé Rhesus positivo, la sangre del bebé ocasionará que la madre produzca anticuerpos anti-Rhesus. Esto ocurre porque la sangre del bebé con Rhesus positivo sí tiene antígeno Rh (Rhesus). Dado que en el cuerpo de la mamá no existe ese antígeno, el sistema inmune lo detecta como extraño y hace anticuerpos anti-Rh. En el primer embarazo no pasa nada, el bebé saldrá bien, pero la mamá comenzará a hacer anticuerpos anti-Rh. En el segundo embarazo, si el bebé vuelve a ser Rh positivo, habrá un gran problema. Los anticuerpos anti-Rh de la mamá van a encontrar a los antígenos Rh del bebé y se van a unir. Recuerda que la unión del anticuerpo con su antígeno es una marca de destrucción. El segundo bebé empezará a perder su sangre porque los anticuerpos de la mamá destruyen a los glóbulos rojos del bebé. La destrucción masiva de glóbulos rojos causa que el bebé deje de recibir oxígeno y que se produzca mucha bilirrubina que puede dañar al cerebro. Estos dos factores pueden terminar con la vida del bebé y ocasionar un aborto. La buena noticia es que si eres una mamá Rh negativa puedes recibir una vacuna llamada RhoGAM. La vacuna no se sabe bien cómo funciona, se sabe que inhibe la función del sistema inmune. Lo que se logra con esta vacuna es que una mamá Rh negativo no haga anticuerpos anti-Rh. Al no poder hacer anticuerpos Rh la mamá puede tener un segundo embarazo tranquilo. La vacuna RhoGAM se pone entre la semana 26 y 28. Si el bebé al nacimiento resulta ser positivo, se da una segunda dosis dentro de las primeras 72 horas para que la mamá no pueda producir anticuerpos anti-Rh.


Aquí puedes ver la importancia del antígeno Rhesus. Sólo ocurre un problema con una mamá con sangre negativa y un bebé con sangre positiva porque la mamá negativa hace anticuerpos contra la sangre positiva del bebé. En el caso de unas madre con sangre positiva y con un bebé con sangre negativa, no pasa nada porque la mamá no puede hacer anticuerpos, ya que la sangre negativa del bebé carece del antígeno Rhesus.



Referencias


  • Red Cross. (2022). What happens to donated blood. ? | Red Cross Blood Services. Retrieved June 6, 2022, from https://www.redcrossblood.org/donate-blood/blood-donation-process/what-happens-to-donated-blood.html

  • Dean L. Blood Groups and Red Cell Antigens [Internet]. Bethesda (MD): National Center for Biotechnology Information (US); 2005. Chapter 1, Blood and the cells it contains. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK2263/

  • Dean L. Blood Groups and Red Cell Antigens [Internet]. Bethesda (MD): National Center for Biotechnology Information (US); 2005. Chapter 7, The Rh blood group. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK2269/

  • Nassar GN, Wehbe C. Erythroblastosis Fetalis. [Updated 2022 May 2]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK513292/

  • Fung Kee Fung, K., Eason, E., Crane, J., Armson, A., De La Ronde, S., Farine, D., Keenan-Lindsay, L., Leduc, L., Reid, G. J., Aerde, J. V., Wilson, R. D., Davies, G., Désilets, V. A., Summers, A., Wyatt, P., Young, D. C., & Maternal-Fetal Medicine Committee, Genetics Committee (2003). Prevention of Rh alloimmunization. Journal of obstetrics and gynaecology Canada : JOGC = Journal d'obstetrique et gynecologie du Canada : JOGC, 25(9), 765–773. https://doi.org/10.1016/s1701-2163(16)31006-4

9 views0 comments